Skip to content

Esquizofrenia

20/09/2008

Las voces de la Locura

Las voces de la Locura

Es una realidad, una puta y maldita realidad. Incapaz de sacarle punta al lápiz sin una copa. Necesito beber para funcionar. Aunque en esta maldita realidad, por maldita y real, se supera la ficción con facilidad, así que para poder soportar los litros de alcohol que colman mis venas necesito esnifar o fumar cocaína, es evidente si lo que quiero es mantenerme despierto, aunque la razón de permanecer despierto sea para poder beber más. Si el asunto terminara aquí no tendría una mayor relevancia, pero cuando pierdo el control, trabajando durante días o semanas bajo el efecto de los tóxicos, alcanzo tales niveles de excitación y nerviosismo que tengo que tomar calmantes y pastillas para dormir. Los analgésicos morfínicos son para ayudar durante referidas crisis pasajeras.

Por otro lado existe un botiquín para las épocas en las que decido desintoxicarme, ansiolíticos, antidepresivos, litio, codeína, etc. Un sinfín de estupefacientes con los que mi camello se haría de oro, no obstante son patente de los laboratorios farmacéuticos.

No es lo anterior una justificación, sin embargo conlleva un aire de confesión, la desesperación estriñe mis arterias como un castigo del Diablo, atenaza mis virtudes y amenaza con quitarme el talento, mi talento; que nada tiene que ver con el alma, porque aquí existe una enorme confusión. Ustedes habrán sospechado. Un malentendido por parte del maléfico.

Yo, como todo el mundo, tengo derecho a la intimidad, a llevar mis asuntos como mejor me plazca mientras que con ello no salga perjudicada persona ninguna. Razón por la cual, lo que yo negocie con mis propiedades es asunto mío, estricto y confidencial. Mientras que con mis letras page mi plato, mi cama, mi techo y el atuendo que abriga este esqueleto de huesos viejos y debilitados, nadie podrá recriminarme la más mínima falta de dignidad.

Si bien, durante estos amargos momentos en los que las estrellas me son desfavorables, estoy siendo víctima de una conspiración universal, una injusticia como pocas. No puedo escribir.

Vivía en el vórtice de la inspiración, día y noche, mi mente emitía la energía básica para relatar las historias consumadas por los demás. Jamás reparé en los sintéticos nutrientes que tanto influenciaron mi obra, jamás les nombre, y en cambio, estuvieron siempre presentes.

Necesito una copa tras otra, convertirme en el escritor de mi propia ensoñación, necesito un montoncito de polvo blanco para regresar a la espiral de palabras y frases, comas y puntos.

– Tu talento. ¿A qué ha venido eso? Tu talento se perdió hace años. No queda talento, sólo un cerebro enfermo al que nutrir con caprichos a media noche, como las mujeres encinta.

– ¿Oyen? ¿Oyen ustedes? ¿Oyen las voces?

– Realmente resultas patético, olvídate de si me oyen o no me oyen, estás solo. No sólo eso, estás solo y acabado, nadando entre mierda, delirando sobre un pasado que pudo haber sido y nunca fue. ¿Qué quieres ahora? ¿Cambiar las cosas? ¿Una solución insoluble en forma de talento, a través del ejercicio de la voluntad, tocado por la gracia de la inspiración? Resultas tan triste, un antagonista de ti mismo. Yo sólo veo a un tipo arrogante, vanidoso y enfermo.

– ¡Te mataré hijo de puta! Te juro que te mataré. ¿Por qué no me dejas en paz? ¿Por qué? – Repentino sollozo incontenible – ¿Por qué?

– Tenemos un contrato.

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. 08/04/2010 19:03

    No se hace usted una idea de cuanto, aunque no soy curiosa en todos los ámbitos sólo en los que me interesan 🙂

    abrazo de koala

  2. 07/04/2010 16:50

    Uno de los síntomas más comunes y generalizados de la esquizofrenia es llorar ante la escena de una película y no mostrar sentimiento en una situación dramática real. Un 70% de la población padece estos síntomas.

    Ya imaginé una respuesta así, sin buscarle tres patas al gato. No creas que no entiendo tus intenciones al escribir, pero me gusta leer como te expresas.

    Cierto es que los artistas sufrimos por la belleza y nos sentimos mal cuando la inspiración nos abandona, y puede que hasta bebamos y fumemos y vayamos con mujeres o con quien uno quiera, pero casi siempre volvemos al punto de partida, pues, como dijo Picasso, la inspiración te ha de coger mientras trabajas.

    ¿De qué voy a estar enterado? ¿De que siempre echaré en falta la tonalidad en los comentarios, pues modulando el mismo tiene un significado u otro? ¿De que me has dejado por otro más guapo y rico? Porque más interesante y simpático lo dudo. ¿De que no me corto las uñas de los pies desde hace siete meses? ¿De que soy pariente de los Simpson?

    Te hago saber lo siguiente: Eres una felina curiosa
    Abrazo de Oso

  3. 07/04/2010 16:29

    Si, mi comentario fue un poco gratuito y generalizado, no me referia en concreto a ti sino a los artistas en general. Por citar algunos ejemplos Freud y Kafka.

    Era mi particular manera de adular tu forma de escribir. No interpretes la frase al pie de la letra porque para nada pienso que seas esquizofrenico ni mucho menos.

    Los artistas suelen ser solitarios y desdichados. Tu para nada perteneces a ese grupo al menos no desde mi perspectiva.
    No sé si te estas enterando de algo o si he contestado bien a tu intriga.
    Hazmelo saber.

  4. 07/04/2010 12:44

    La verdad, no pillo a lo que te refieres. Sólo detecto Ilistrución en lugar de U del pricipio, pero ná más. No sé chica.
    Aprovechando que me encontré aquí contigo, déjame hacerte un comentario que me tiene muy intrigado:
    Como consuelo te diré que todos los grandes artistas, como tu sufren dichos males. Dices en tu comentario.
    ¿Debo entender que la idea que te haces de mi parte de esta hipótesis? Según tu parecer ¿Sufro yo de estos males o similares? Pues además lo expones como un consuelo, ¿para que vea que no estoy sólo?
    No es una reprimenda ni una regañina, no me suelo enfadar por nimiedades que llegan de la curiosidad, no obstante me gustaría saber qué referencias tomas para sacar estas conclusiones. Me gustaría saberlo por la misma curiosidad que comparto contigo, por ver que otras perspectivas ofrezco lejos de mi mismo, por la simpatía que te proceso, por la simpatía que me procesas.
    Verdad es que los artistas más radicales tenemos un genio particular en algunos casos, pero semos gente normal que va a misa los domingos.
    Quizás las batallas contra la inspiración o la modernidad impuesta exalte nuestros ánimos, pero eso sólo es porque somos individuos apasionados que nos dejamos llevar por los sentimientos y las emociones, que mismamente nos emocionamos al descubrir el color que refleja la hoja del naranjo con el sol del mediodía, etc.
    Bueno, a ver si cumples con mis deseos y me dices lo que indujo a pensar que sufro estos males en el texto descritos.

    Que nunca pierdas esa curiosidad por las cosas, pues te ayudará a llegar más lejos que lo que nunca imaginaste.
    Un abrazote gordo, torpe, emotivo y amistoso.
    Batman

  5. 07/04/2010 12:12

    He puesto tilde en la o de fallo ajjajaja
    Te habras reido un rato no?
    corrige mi error por favor 🙂

    Gracias por el envio, en breve te comentaré.

  6. 06/04/2010 19:40

    Tu pides y yo doy. Como pediste ya te mandé la respuesta por mail

    Adeu Reina

  7. 06/04/2010 19:27

    No, y ahora estoy intrigada.
    Dónde la puedo localizar? mándame un enlace al mail y lo leeré encantada.

    Ahh que falló la ilistración no te la he comentado: es impresionantemente oscura, llena de simbolismo y de gran expresividad.

    Típico de ti por otro lado.

    deu

  8. 06/04/2010 19:03

    Creo que es uno de las mejores obras sobre este terrible mal que no hay que confundir. Quizás hayan muchos artistas geniales que sufren este tipo de trastornos o parecidos, pero no es exclusividad de los grandes creadores. La esquizofrenia por desgracia aparece en cualquier mente sin hacer distinciones, acostumbra a ser hereditaria, si bien no están muy claras las causas de su origen. Es una enfermedad que hoy por hoy preocupa y mucho a la comunidad científica, pues tampoco existen tratamientos perfectos y los que hay producen molestos efectos secundarios.
    Es evidente que el texto es sobre un artista con mucho talento que sufre la enfermedad, peor no dejes que ello te lleve a engaño, aunque exista la probabilidad que los abusos con los tóxicos y el alcohol puedan inducirla, no es una respuesta a todas las preguntas.
    Celebro que te haya gustado tanto o más que a mi. Es fantástico contar con seguidoras con tu curiosidad y ganas de saber. Eres un premio muy preciado para mí.

    Un abrazo de Hermano Lobo

    PD ¿Leíste la segunda parte?

  9. 06/04/2010 18:00

    ¿Porqué habré tardado tanto en descubrir este escrito?

    Me gusta Eduard, me gusta mucho.

    Como consuelo te diré que todos los grandes artistas, como tu sufren dichos males.

  10. verde permalink
    18/03/2010 2:58

    no dejes de escuchar

  11. lluis permalink
    25/09/2008 14:04

    Un ejemplo de que el texto es demasiado grande es este, el escrito te ocupa todo la columna, de arriba a bajo, con un cuerpo 14 se leerá igual de bien y te ocupará una tercera parte.
    Eiii, una indicación de buen rollo.
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: