Skip to content

Amo a los Locos de Atar como Yo

06/02/2009

Psiquiátrico Militar de Valladolid/1980

Psiquiátrico Militar de Valladolid/1980

Amo a la gente que carece de sentimientos, fría como el mármol, traicionera como la mar. Amo a los hijoputas de abajo, descuideros y a las peores compañías.

Odio a los amigos que cuando se hicieron millonarios, cambiaron de carro y barbero.

Amo a las rameras que mueven las caderas por vocación, ojerosas a causa de las húmedas pesadillas que no las dejan sobar.  Amo a los chaperos y a los jonquis.

Odio al que envidia al compañero de facultad que llegó a banquero o a concejal.

Amo a los enfermos y a los tullidos, a los indigentes y a los hijos perdidos. Amo a los que venden su amor por un mendrugo de paz.

Odio a los Dioses de la Guerra, a los Generales en general y a los cabos de la policía que obedecieron sin rechistar.

Amo a los fusilados y a quienes les vieron llorar, a los que para comer han de robar.

Odio a los que dan consejos sin mirar, a los niñatos que dan la lata con el BMW de papá, que tanto en invierno como en verano malgastan calefacción y refrigeración por la ventanilla de atrás, que supone un ritmo de RAP.

Odio a la sociedad que cultiva la realidad sobre la que ensañar, contra el huérfano, el hospiciano, el preso y la puta del país más civilizado.

La crítica de la condición humana sugiere el conocimiento de un plano de mejor apreciación. Entonces me pregunto, ¿De qué niño muerto estoy hablando yo? (Of what dead boy am speaking i?)

Que hablen historiadores, pregoneros, filósofos, filólogos, moralistas y gramáticos, porque callado, hay que ver lo guapo que estoy.

En NARRACIONES, Página de INICIO
Arriba, a la derecha,
Cuentos Cortos Completos

wp-rojo
Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 07/02/2009 17:49

    Encantador. En serio. Me sorprende usted en cada escrito. Amo la libertad impúdica de su relato y ese perfume a poesía y a limón rancio que destila.
    Se está usted envalentonando desde aquel día en que me pidió consejo.
    ¿Sabe? una de mis obras preferidas es “Memorias del subsuelo” de Dostoievski. El protagonista es un tipo antipático, raro, uno de esos fulanos que arremeten contra la sociedad, el prójimo, el estado e incluso contra él mismo. Se lo recomiendo a usted si todavía no lo ha leído. No tiene desperdicio. Y no tema, no es un tocho, creo que es el libro más fino de Dostoievski.
    LO mejor de un autor es que siempre sorprenda. Y usted lo está haciendo.
    Siga, por favor.

    Saludos de Mesalina

  2. 06/02/2009 22:20

    Desde luego que está loco… mira que el relato que mas le gusta es precisamente el mas surrealista que tengo…¡ usted está loco! Quizás maravillosamente loco, pero loco al fin y al cabo…y si ama a los fusilados debería preferir “Sin reblar”… me tiene desconcertado. Pero claro, ¡usted está loco! Que se puede esperar de quien le gustan los membrillos de colores…

  3. 06/02/2009 19:51

    Manifiesto. Confesión. Contundente. Despelotamiento. Odio y amor, cordura y locura a veces andan tan a la par que no es fácil separar el trigo de la paja. Y tal vez sea mejor así, que la duda como la pregunta siempre fue mejor que la respuesta o la hipocresía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: