Skip to content

Désirée, la Francesa

08/04/2009

A lo largo y ancho de mi carrera artística he experimentado con infinitas técnicas artesanales.

Desde los primeros anagramas en aquel estudio de publicidad con laboratorio de revelado propio; un lujo de la época. Plumilla, tinta china, guache, papel couché, cartabón, decímetro, etc. Mis labores allí fueron variopintas y terminaron el día que la policía detuvo a mis jefes por impresión, falsificación y distribución de dinero falso. Dólares americanos para ser exactos.

Evidentemente me devolvieron al desempleo, a formar en las colas delante de las oficinas de la INEM. A raíz de ello me dejé crecer el pelo, formé una banda de Rock&Roll poco romántico y demasiado barriobajero, reconvertido en híbrido de Hippie Rockero Pinkflodiano. Aunque el dato no venga a cuento.

Curré en diseño publicitario, cartelismo y algunas incursiones en el mundo del comic, con historias de guión y dibujos propios. Hoy doy clases de pintura y dibujo. Al óleo, tempera, plásticas, a carbón, etc. También retratos por encargo (Cojonudos, por cierto).

Maquetación, alguna web, copiar, subir, bajar, pegar, actualizar. Hasta hoy no había osado a realizar un retrato totalmente con el FhotoCHop, partiendo de cuatro vectoriales y muy pocas herramientas (Con esto quiero advertir que la cosa puede ir a más)

La moza se llama Désirée, es una estudiante francesa que conocí en la Estación de Sanz de Barcelona. Aprovechando para practicar mi oxidado francés, busqué cómo establecer una amigable conversación con ella. Entendí que viajaba con su novio, sin embargo discutieron y él cogió un tren hacia Sevilla, atraído por las procesiones de la Semana Santa. La escuché poniendo empeño en traducir, con las orejas y los ojos muy abiertos. Désirée acabó confesando su culpa, puesto que el plan inicial era ir a Sevilla; si bien ella no quiso decepcionarlo, la verdad es que sentía rechazo por las religiones y todo lo relacionado con sus prácticas. Educada en un ambiente laico, liberal y apolítico, además de no tener un mínimo interés, la idea de verse envuelta entre Vírgenes, Cristos, capirotes, cucuruchos, encapuchados y procesiones de gente sosteniendo un cirio, le daba yuyu.

Comimos un bocadillo plastificado en la cafetería de la estación. Ahora se encontraba desconcertada, como una florecilla de pétalos blancos en medio de un verde prado. No quería desaprovechar el viaje, le gustaba la montaña, me contó, la escalada y el senderismo. Necesito un lugar lejos del mundo, un lugar hermoso donde contactar con la naturaleza. Concluyó.

Entonces le hablé de mi amigo Berbi, del Pirineo de Huesca:

Una vez que lleguéis al pueblo, lo primero que encontrareis es la fuente de cuatro caños y una calle empinada que sube hasta la Plaza Mayor, donde está la iglesia románica levantada en honor a Santa Orosia. Si en vez de subir por esa calle, seguís por el mismo camino que viene desde Aínsa, a la izda tenéis “La taberna del Zarpas”, y justo enfrente, otra calle que también sube a la plaza. Es en esa calle, en la primera que la cruza hacia la derecha, donde está Casa Berbi, enfrente de Casa Raso y al lado de la tienda de la herrería. Los Picón viven en esa calle igualmente, hacia el otro lado, subiendo hacia la izquierda.
No quiero liaros más, en el fondo en un pueblo con tan pocas lumbres, basta con preguntar al primero que veas y te sabrán indicar. Algunos me apodan “El nieto del cucho” y otros “el escritor de Casa Berbi”. Os espero. Tal vez también queráis ser tellerdanos o tellerdanas.

P.D. Como lo prometido es deuda y le prometí al Señor Berbi una moza delicada y dedicada, ahí va con mis mejores deseos. En exclusivo estreno:

Désirée, la francesa.

Pequeño Gran Pintor

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. JOSE permalink
    14/01/2014 13:21

    HOLA ESPERO YDESEO QUE SEAS MUY FELIZ.Jose Sant Pau.

  2. 13/08/2010 0:59

    aii Desirée Desirée…sonámbula me hallo y como tal reviso sus obras a ver si siguen en su sitio ^^

    bona nit

  3. 11/05/2009 20:57

    Que belleza de ilustracion, Eduard

  4. 10/04/2009 21:16

    Acabo de comprarme un billete de autobús para Tellerda. Espero llegar antes de que el Berbi le eche el guante a la francesita. Aparta tus manos de ella, yo la vi primero. Le hablaré de Sartre, Camus y Moustaki si fuera preciso. Le contaré de aquella tarde en Le Pont des Arts, buscando la figura delgada de la Maga.

    Eso sí, callaré como un puta que adoro las procesiones. Todo sea por su amor… o como quiera que se llame lo que siento por la gabachita. Au revoir.

  5. 10/04/2009 18:49

    ¡¡¡Brutal!!!! Andaba yo creyendomelo, que si usted encontró a semejante dulzura de francesita, que si educada en lo laico… me estaba ya teletransportando a un bar-franquicia de la estación del Mollet cuando …¡zas! veo mi careto… jojojo…

    Bueno os dejo, que el autobús de las 21:00 tiene parada en “La taberna del Zarpas”, voy a ver si alguien que hable dulcemente el francés se apea en Tellerda…

    Pd: Un puntazo el detalle, Eduard, me ha cambiado la cara de lluvia que llevaba.

  6. 08/04/2009 14:37

    Diré que, en gran medida, comparto el yuyu de la moza Desirée por las procesiones y los procesionarios como se verá en mi próxima relato. Dónde va a parar un visita al Pirineo oscense frente a lo de procesionar de madrugada.

Trackbacks

  1. Désirée Caso Abierto « Relatos y Cuentos Depredadores Weblog
  2. El Caso Tellerda « Relatos y Cuentos Depredadores Weblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: