Skip to content

Hambre de Arte

11/04/2009

LocoColgado

LocoColgado

Inventar un nuevo escenario para introducirse en él, afirmó el artista de porte bohemio y caracolada cabellera escarlata.

– Tonterías. Delirios de la bebida y la droga. – Replicó la mujer obesa.

El joven la miró con los ojos humedecidos, víctima de la tristeza del incomprendido.

– Eso es, hijo mío. Un timo. – Insistió la desagradable mujerona.

– Pero, – Habló la niña pequeña. – ¿Cómo es? ¿Puedo verlo? ¿Puedo verlo?

– ¡Niña! – Le gritó la mujer. – Cállate; no interrumpas a los mayores.

– ¿Lo puedes enseñar? – Instó la pequeña con una sonrisa irresistible.

– ¡Claro! – respondió el. – ¿Cómo no?

– Dios mío – gimió la mujer gorda – Esto es inaudito.

– Unos minutos serán suficiente – explicó el joven artista mientras preparaba pinceles y aceites con acostumbrada habilidad. Luego plasmó unos trazos en el lienzo que serían el boceto de lo que pintaría con seis colores. Con una rapidez pasmosa creó un teatro recién usado, pues los aplausos del público todavía resonaban por la sala como una bandada de murciélagos dándose a la fuga.

– ¡Vámonos! – Ordenó la mujer agarrando con una presión electrificada la mano sudada de la niña y provocando chispas a causa del contacto – Es cosa de brujería, Virgen de los Remedios. Cosas del Demonio.

Un telón quedó pintado a izquierda y derecha del lienzo. Luego matizó unas puertas ocres en un pasillo que se perdía con la perspectiva.

La mujer, aterrorizada, miraba con el rabillo del ojo la tela, con una mano temblorosa entre los dientes postizos de la boca y la otra con la niña colgando como un llavero. La pobre criatura no tocaba el suelo con los pies, aunque parecía divertida con la reacción de la mujer.

De un brinco, el joven artista de cabellera caracolada se introdujo en la pintura todavía por secar. La mujer y la niña se quedaron atónitas, fascinadas al verle ir y venir de un lado a otro del escenario.

– ¡Vamos, vamos! –Les gritó – No hay tiempo para intentar comprender. Ahora mismo están abiertas todas las posibilidades.

La mujer enmudeció, mudó el color de su piel, giró los ojos hacia sus adentros y se desplomó como una torre tocada por el rayo. La niña, después de rebotar sobre la enorme panza, se reincorporó como buenamente pudo para proseguir con la historia que hoy nos ocupa.

– ¡Vamos! – Exhortó el joven. – Apenas quedan unos segundos.

Derecha e izquierda, el telón bajaba lentamente de ambos lados. La niña observó a la mujer esparramada en el santo suelo, afectada por el cariño honesto de los niños y la pena por abandonarla. Se giró apresuradamente y, dando un salto, se metió en el cuadro.

La mujer casi se rompe los ojos de tanto abrirlos, enormes y redondos, cual platos de sopa fría, la boca retorcida en un feo rictus, la cara blanca como el papel de fumar. – Mi niña – Consiguió gimotear levantando un seboso brazo para señalar la obra. – Mi niña.

La niña, con lágrimas en los ojos, se despidió agitando una mano, gritando un adiós colmado de contradicciones y emociones enfrentadas, el telón cayó con ella dentro.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 13/08/2010 1:05

    Tarde descubro yo este escrito y no lo digo solo por las horas que son…
    me encanta la niña ansiosa y curiosa y el señor pintor juguetón!

  2. 15/04/2009 22:02

    Entre lo conocido y lo desconocido la razón opta por lo primero, el corazón se siente siempre atraido por lo desconocido.En el arte hay mucho más corazon que razón.Los prudentes se hubieran quedado los temerararios saltarían sin dudarlo al otro lado.¿Puede el arte ser prudente?

    Inspirante

  3. 13/04/2009 18:41

    Lo bello da miedo. Sobre todo, porque no lo entendemos.
    Que fácil decir que la magia es brujería.

    Me ha gustado, tiene un transfondo un tanto inquietante.

  4. 11/04/2009 15:08

    Me ha gustado. Ya ves que no sólo me animo cuando me pones la imagen de alguna cachetona, que diría tu amigo Berbi. Ahora, con el arte por el arte, has logrado atraparme.

    Me he acordado del Retrato de Dorian Grey. Me fascinó la película de pequeño. Cómo envidio a los artistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: