Skip to content

La China

15/04/2009

Los tacones altos de la China retumban con prometedores sueños húmedos. Asiática exótica, gasta falda corta de cuero teñido en plata, para que las caderas deslumbren al andar con esas desvergonzadas zancadas.

El dueño del Club la deja hacer a cambio del 20% de los beneficios. Sabe que saca más pero le tiene miedo. El aspecto felino que vuelve loco a los hombres no es ninguna patraña. Las otras putas, negras o blancas, también la temen y rehuyen. Ninguna se entromete en sus asuntos, siquiera hablan de ella.

Pasada la media noche su número de Striptease llena el local con música en directo y camareras en topless, un aforo alborotado de hombres ebrios y peligrosos.

La China cumplió condena por homicidio en defensa propia. En el marmoleo trasero guarda el recuerdo de la punta de una cuchilla.

Su historia es una historia singular, tanto que se repite desde tiempos inmemorables en todos los rincones del planeta.

De niña a mujer en un par de saltos a la comba. Biberones de leche en polvo y enfermedades por desnutrición. Las primeras letras las aprende con las religiosas y la nota la decide el sacristán de turno. Se fuga con el jardinero, un negro convicto y alcohólico, que la esconde en su casa. Tiene nueve años, caricias con los chicos del barrio y escobazos de parte de sus madres. A los doce es violada por un empleado de la compañía de la luz. A los catorce, el jardinero muere, tras una agónica y dolorosa degeneración, a causa de una infección hepática. La China se queda sola en el mundo.

A los quince la China fuma Malboro y, cuando tercia, trafica con cocaína. Es brava y cuando huele bronca se convierte en pantera, en el barrio la respetan, algunos dicen que es confidente de la bofia, pero ella va a lo suyo.

La China es fría y despectiva con los hombres que no le dan placer, razón por la que una clientela de resbaladizos delincuentes pierde la cabeza comprándola con joyas y demás lujos. Buscando sobornar el amor de su indestructible corazón.

Ella tiene el don de los felinos, en sus oscuros affaires siempre cae de pie.

La China es la más sugerente de las chicas, la más apasionada y la más lujuriosa, mitad oriental, mitad europea, siempre teñida de rubia platino, siempre maquillada de mujer fatal, siempre con liguero y zapatos de tacón de aguja a juego, siempre dispuesta para apostar junto al perdedor de cada noche.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. 13/08/2010 16:57

    ÚNICO eres en tu especie, ÚNICO te digo… si te has comprado un cenicero nuevo para la moto solo puedo pensar una cosa estás demasiado cuerdo jajaja.

    Desde luego esa es vuestra condena la de los artistas, la incomprensión…pobrecitos…al menos las musas os protegen que no es poco.

    Con mi nombre prestado? Espero que sea el del pseudónimo 😉

  2. 13/08/2010 16:28

    ¿Loco? ¿Por qué? ¿¿¿Porque me he comprado un cenicero para la moto??? Cuánta incomprensión sufrimos los artistas solitarios.

    Yo soy EXTREMENDO FEROZ en título y esencia, Loba Alfa de mi manada de fieras feroces y nobles.

    Tu fidelidad me conmueve. Digo de corazón. Juro y prosigo con mis asuntos, que no son más que creerme un autor corrigiendo su novela, en la cual aparece un personaje con tu nombre prestado. Jaja, Cuántas incógnitas más nos depara la vida.

    Yo soy tu lobo loco, quiero tenerte cerca para comerte mejor.

  3. 13/08/2010 16:05

    Madre mia acabo de leer tu comentario y he comprendido que estás más loco de lo que pensaba jajajajá

  4. 13/08/2010 1:10

    Original sin duda tu china, de ojos verdes y mechones rubios…labios ensangrentados y mirda felina. Yo chinas así no he visto por la calle, las escondes en algun lugar de tu mente verdad?
    Me gusta la mezcla de mujer fatal en el relato pero en su mirada leo dulzura e inocencia perdida.

    Moooooola

  5. 16/04/2009 15:39

    Seamos serios. Yo personalmente, lo primero que siempre miro es el pie de su ilustración. Si veo que es suya, me recreo en ella y la remiro. Y ya le he comentado que le falta pecho. Las chinas ganan todo con pechos mayores…

    Y si, es una gran idea, le invito a que haga una galería. Como esas que hace el Sr. Ubé en las que puedes pinchar y ves muchos de sus cuadros. Es muy inmediato y gran escaparate. No me pregunte cómo se hace.

  6. 16/04/2009 11:20

    ¿Nadie va a comentar nada sobre la ilustración? ¿Sobre el retrato que tardé más de tres horas en componer?
    Entiendo que el relato lleve el peso de la historia, pero mis esfuerzos por darle un toque artístico quedando relegados a un segundo plano, ¿Por qué?

    Aunque no sea lo más importante, es como un post de diseño que acompaña la historia. No se si reivindicar el blog con dos vertientes. Me estoy dando ideas a mi mismo mientras digo esto.

    Debería, quizá, apartar una cosa de la otra, galerías, redes para colgar las obras. Pero yo paso de tanto fenómeno de redes sociales.

    De aquí a poco a nosotros también nos etiquetarán del palo que vamos. Basaran los datos en nuestro perfil psicológico y nos venderán etiquetados y en nuestra categoría correspondiente.

    Como hacía rato que tenía ningún comentario y el Blog es mío, pues me mandé uno yo mismo:
    Excelente, fantástico, sublime.

    Un saludo de mi otro yo bipolar y desdoblado psicópata.

  7. annefatosme permalink
    15/04/2009 20:53

    La china de su relato es una monada al lado de la Marquise de Merteuil. Relaciones peligrosas del siglo dieciocho. Le puedo dar las señas.
    Sincères salutations
    Vicomte De Valmont

  8. JM Morales permalink
    15/04/2009 19:00

    Que fauna más dura y cruel nos trae usted siempre… ponga color, buena vida, manteles y algodón… que estamos en crisis y hay que meter optimismo ¿o no escucha a Zapatero?

    Buen relato. Otra que subiré a la montaña, aunque le falta pecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: