Skip to content

Héroe va con Acento

13/05/2009

Este óleo es el segundo regalo que le hice a mi hijo justo al nacer

Este óleo es el segundo regalo que le hice a mi hijo justo al nacer

La reacción ante su muerte ha sido unánime. Perdimos a un gran compositor. Como ya predije en su día, hoy se publican resúmenes biográficos mezclando la velocidad con el tocino, firmados por autores que jamás escucharon su música ni vivieron el movimiento cultural del momento, sin embargo, ignorantes de su propia ignorancia, recurren a la gastada historia de Sexo, Drogas y Rock&Roll.

A lo ancho y largo del mundo Blog, he leído las opiniones y comentarios de todo tipo. Mi desagradable sorpresa (Desagradable porque lo que más me sorprende es que poco o nada me sorprenda) ha sido un comentario común y repetitivo:

“Ya llevaba muriéndose mucho tiempo” “Hace tiempo que estaba así”

Un escalofrío me recorre la espina dorsal, por lo visto y entendido, ya tenía reserva en el tanatorio, un ataúd acolchado con su nombre chapado en oro yaciendo en la capilla ardiente, después quizá una fosa, un nicho o un jarrón para las cenizas. La Sociedad General de Autores y Editores se encargará. En breve, no faltarán recopilaciones, recordatorios y homenajes para exprimir el producto.

Nacer es comenzar a enfermar, vivir es comenzar a morir. Afirmó el filósofo y repitieron sus adeptos.

Me duele como una puñalada en el páncreas (Por cierto, el mal neumónico de Antonio ya se puso en duda oficial) Referida respuesta popular me hunde en la más violenta depresión. Es como si al estar condenado a causa de una enfermedad, no entrara en los planes de futuro más que para elegir las flores de tu propia corona funeraria. Es la imagen de lastre que provoca el enfermo, tan indecorosa y cadavérica, perversa y contagiosa.

Durante la última aparición en directo del músico en televisión española (Colgado en el YouTube), unos monitores enormes emitían imágenes del flequillo de Antonio durante su juventud. Cuando la cámara enfocaba al público, los primeros planos descubrían expresiones aterrorizadas de mirada huidiza, a razón del rostro demacrado del artista en directo, la caricatura de su calavera, los ojos sin el brillo de la vida, la sonrisa amagada de la muerte, un montón de huesos en el interior de una americana. Interpretó La Chica de Ayer rodeado de parejas bailando, sin saberlo todavía, un homenaje a su propia despedida. Un cuadro patético con sepultureros mediáticos especulando sobre la actuación. No debemos olvidar el papel del cristianismo televisado abusando del sueño eterno para sermonearnos con  una valoración sobre el hombre y su pasado.

Sufrir una larga enfermedad es afrontar la vida en guerra, sobrevivir a diario, arrancarle otro día al calendario, mientras te enfrentas a la frivolidad del sano, a la vanidad del afortunado, al desinterés del hermano, al engaño del cónyuge, al olvido de tu mejor amigo.

Ser víctima de una anomalía conlleva la entrada a un mundo orquestado por crueles tratamientos, médicos soberbios y compañeros de viaje forzados. También implica delicados tratos con la dignidad de uno, asumir vegetar no es decisión fácil, depender de doctores y fármacos cuando se ha perdido el sentido (¿El derecho?) de la vida. Las limitaciones al viajar, comer o descansar, la necesidad de un Lazarillo mucho más malo e impiadoso que el de Tormes. Chantajes emocionales, presiones psicológicas, sobornos sentimentales.

Intentamos en vano no caer en el prejuicio, un instinto racional para contener nuestra rabia ante el impulso de la reacción para gritar: lastre.

En un principio todo son muestras de solidaridad, pasan las semanas, los meses y los años. Rodeado de familiares y cuidadores cansados de ver como el organismo degenera, esperando, todos ellos, el momento fatal que ya demora, el ocaso del sufrimiento, del reencontrado y agónico sentir, la desesperación mella hacia lo inevitable. Un desalmado que presta La Muerte de Iván Ilich de Tolstoi, el mismo que semanas más tarde deja encima de la mesita Elegía de Philip Roth, el mismo que aconseja a la enfermera el CD La Pasión según San Mateo de J.S. Bach. Entonces, inevitablemente, llega la soledad y te cuenta un chiste.

¿Sabes aquel que dice?:

–  Para que veas que soy buena gente, no te presté los 1000€ cuando los necesitaste, pero hoy acudí a tu entierro.

Ya le digo, oiga.

Diga digo. Oiga

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. 13/05/2009 22:08

    Aquí estoy para darte las gracias por decir todo lo que había que decir.He estado leyendo hoy muchas cosas de las que se han escrito sobre este asunto.Algunas eran sinceras, no lo niego,muchas bazofia y lugares comunes.Ahora, ya por la noche, vengo y me encuentro con la verdad que escribes, sobre la mesa.

    Antonio estaba vivo y vivía cada día como una victoria.Es insoportable que ahora todos hablen de la crónica de una muerte anunciada.No se enteran de nada.

    Salud

  2. 13/05/2009 21:58

    Lo que me parece curioso es que ya sea nuestra, 23:52hs. Baaaarççça, BarÇA!!!!!!!!!!!! *¡LA PRIMERA!*

    Todo un detalle el piropo a la ilustración, que ya tocaba hombre, que me tenía hundido en las peores dudas. Le confesaré algo, el caballo lo hice de memoria, sin modelo, o sea que compare y critique, porque dudo que los músculos de su anatomía sean muy precisos. Lo que es verdad es que parece un jaco la mar de hermoso.

    Tarzán

  3. 13/05/2009 21:52

    Estoy de acuerdo con tu pensamiento acerca de la enfermedad y la muerte.
    ¡Viva el BARÇA!
    PS: por cierto le has hecho un regalo precioso a tu hijo

  4. 13/05/2009 21:02

    Nada que añadir, excelentes reflexiones. Quizás el problema de la prensa, de los rellena-columnas, de los redactores becarios, sea que sin conocer, ni saber, ni querer averiguar deben escribir sus artículos y refríen con efecto mimético lo que leen y copian de otros. ¿No le parece curioso que muchos empleen las misma frases, las mismas construcciones?

    Ilustración: Co-jo-nu-da… me encanta. Mi felicitación a su vástago que tiene tal óleo.

    Y de la copa del Rey… ¿no le parece curioso que peleen por ella los dos equipos menos monárquicos? Suerte

  5. 13/05/2009 19:51

    Visto así, no me queda más que darle la razón estimado compadre.
    Y, si me lo permite, me voy para el salón que ahora juega el Barça, la Copa del Rey, por si es del agrado de ustedes conectar para ver el partido que lo sepan.

    Moi

  6. 13/05/2009 19:05

    El negro es luto; el blanco es luto.

    No importa la geografía, estimado relator, la ausencia es una, uno también el dolor. De este o aquél lado de la cordillera marina que nos separa, la muerte es para los que permanecemos. La vida también. Tenemos nuestros propios rituales, máscaras ancestrales, pero nada más.

    Un saludo.

  7. 13/05/2009 18:36

    Ocurre, Edgar, que el concepto de muerte a tu lado del charco es completamente distinto al europeo. E inevitablemente todos estamos expuestos a esta herencia cultural, allá la vuestra, acá la nuestra. Como del día a la noche.
    Fíjate en tu propia expresión:
    Una pena, claro, eso de la muerte y de la pérdida. Qué le vamos a hacer, después de todo.
    Aquí se nos pone cara de tontos, y rápido nos deshacemos en pésames y penas, y rápido a otra cosa, como si no existiera ese último viaje. Negando la ausencia de un ser querido a los niños, lutos de por vida, etc.

    Yo mateix

  8. 13/05/2009 18:06

    El trance de la muerte, la agonía pues. Estar y no estar en el mundo. A todos nos llegará, excepto a los hombres de la guerra, a los hombres del anónimo accidente de tráfico.

    Sé de un compositor, grande entre los desconocidos. Traigo el soundtrack de forma permanente. Sé que se muere, que de vez en cuando organizan oscuros conciertos homenaje para financiar el decoro de sus últimos días.

    Una pena, claro, eso de la muerte y de la pérdida. Qué le vamos a hacer, después de todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: