Skip to content

Sobre Todo los Lunes por la Mañana

18/05/2009

Ilustr/EBlanco

Ilustr/EBlanco

Hay días en los que levantarse debería estar prohibido. Hoy mismo, al asomar por la ventana y otear entre legañas cristalizadas un cielo colmado de nubarrones oscuros, decidí volver al sobre, tan calentito como estaba. De un modo valiente, confiado y sin remordimientos de conciencia. Uf, seguro que ni han abierto las calles. Suelo contarme chistes malos para mimarme. Soy un tipo ingenioso y muy hábil.

Dos horas más tarde regresé a la ventana. El cielo no parecía querer clarear. Un bostezo redondo dilató por instinto natural, creciendo de una manera que a punto estuve de desgarrarme la quijada y perder la boca.

Preparé la ducha. Encendí la cafetera, luego el móvil y marqué:

Eh, ¿Quique? Quique, ¿me oyes Quique? Por fin, no puedes imaginarte el rato que hace que intento llamarte pero aquí apenas hay cobertura. Dos horas al menos. ¿Qué? Con el teléfono de un bombero. ¿Qué voy a hacer con un bombero? Eso tú, que te va el morbo, porque tú eres de los que entienden. No, no, disculpa. No era el momento, lo siento Quique. Tienes que perdonarme, es la tensión del momento. ¿Cómo? Imposible. No, no, escucha, no, no. Escúchame tú por favor. Pensaba que habrían informado en las noticias. Eso sí que no Quique, no te pongas así porque todavía no sabes lo que ha ocurrido. ¿La semana pasada? Eso no volverá a repetirse. ¿Sí?; bueno de acuerdo, tienes razón. Deja que te cuente. Salí antes de las seis, hacía frío y parecía que iba a llover, ¿Eh? Si que cogí el paraguas. ¿Cómo? Si te pones sarcástico lo dejamos. Bueno, como decía salí temprano para no pillar el atasco de la 320. ¿La cabeza te duele? Vale, vale, no hace falta que chilles, te sigo. Entiendo, no como tú, pero entiendo. No, no, no, perdona, no lo dije adrede, me salió sin querer. Pero no puedes negar que ha sido un punto gracioso. Si, a la mierda, ahora mismo. Sí señor. Pero antes escucha. Ha sido terrible Quique, los cuerpos, la sangre, los coches ardiendo. Claro que lo intenté, pero como es un túnel no llega la cobertura. Si, un bombero muy amable me prestó su GPS. ¿Qué? Me cago en la puta, ya vuelven las interferencias, ¿Tú me oyes? ¿Quique? Te oigo fatal. Grrrr, Shisssss. ¿Quién es patético?  Si, ¿Qué qué túnel? El túnel de la carretera. Ahora se escucha peor, pues coño, el túnel que tengo que atravesar cada día desde hace un año. Joder, te pierdo Quique, te pierdo. ¿Mi domicilio? ¿Ningún túnel? Te pierdo Quique. ¿No te conté que me mudé de barrio? Oye, ¿Tú me oyes bien? ¿Qué? No puedes hacerme eso Quique, llevo más de un año en la empresa. ¿Por mi culpa? ¿La reunión con los japoneses? Si, parece que se recuperó la línea, ¿El bombero? Si, si, el GPS, ya se lo devolverán a sus compañeros. Es que no sabes la que hay liada aquí. ¿Cómo? Quique, no te consiento que me hables así, ¿Eh? ¿No te crees que esté atrapado en un accidente ocurrido en un túnel? Fantástico. Es eso, No crees a tu mejor amigo. Crees que sigo siendo el vago mentiroso drogadicto y borracho. Siquiera me has preguntado si estoy herido. Quizás deba ir al hospital a que me reconozcan. Si gritas así no te entiendo, ¿Cinco minutos? Eso es imposible, tengo que ayudar a los heridos, no puedo abandonarlos hasta que se ocupen los sanitarios. ¿Quique? Te pierdo. Ah, pensaba que te había perdido. Compréndelo Quique, calculo una hora para llegar a la oficina. Grrrr. Otra vez. Oye, oye, no hace falta que te pongas así. No es necesario llegar al insulto. ¿Cómo voy a venir en cinco minutos? Te repito que es imposible. ¿Qué estás dónde? No jodas. Es una broma ¿verdad? Mi mierda de coche, si, lo estás viendo aparcado delante de la cafetería de debajo de mi casa. Claro. Dentro tomando un café. Joder. Desde dónde estás ves mi ventana. Ya. Vale, de acuerdo. Joder Quique. Perdona; es que no podía contártelo por teléfono. Tengo una explicación. ¿Te mueres por oírla? Pues vas a tener que oírla. Bajo en cinco,… dos minutos, pídeme un café.

Claro que no lo dije en serio, no soy tan tonto como parece. Embutido en el interior calentito de mi albornoz, me asomé a la ventana para ver como Quique me saludaba con la mano mientras subía a su Mercedes, aparcado en doble fila y con la multa pertinente decorando el parabrisas. Me pareció leer en sus labios algo desagradable y sucio que me incitó a sonreír.

Eché un vistazo al nublado del cielo y suspiré con indiferencia. El tiempo no había mejorado, olvidé la ducha y el café cuando, por un insípido descuido, mis despropósitos toparon con la cama, probablemente todavía cálida y confortable.

Encogí mi cuerpo en forma fetal debajo del peso del edredón, reconvirtiéndome en un minúsculo ovillo humano en época de hibernación. Me volví a dormir soñando que hacía el amor con Miss Tokio.

Gueisa Tokio Blues

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. 20/05/2009 19:27

    Me han gustado mucho los relato que estoy leyendo.
    Este además me hecho reir.
    Hay dias en que daría cualquier cosa por no levantarme.

    Llegué a través de La blogoteca y seguiré tus publicaciones

  2. 19/05/2009 5:46

    jajaja

    Ironía pura.

    Cada vez me gusta más leerte, señor de la pipa.

  3. 19/05/2009 5:41

    Si se supone que en estados de sueño el cerebro trabaja también, no sería mejor que nos conectaran un aparato al cerebro para trabajar desde cama?… justo hoy mi cama estaba tan cariñosa conmigo como la de tu relato… un abrazo Mr White y prometo venir más seguido a comentar… gracias por tus comentarios también.

  4. 18/05/2009 23:18

    ¡Espera, espera! ¡Faltan más…! Fiel reflejo de innumerables realidades, me encantó tu historia ¡pero mucho! Hay personas que merecen salirse con la suya un lunes, al menos de vez en cuando. (Espero que de ahí salgan al menos unas seis o siete plumitas).

  5. 18/05/2009 20:36

    Demasiados halagos para una pobre mente enfermiza. Nada que no puedan hacer ustedes.
    Todo lo contrario, agradecerles la paciencia por tragarse mis delirios literarios e ilustraciones. Yo no sé si me aguantaría, la verdad. Son ustedes unos benditos.
    Gracias a todos, sin sus ánimos no crean que seguiría con ésto, a veces gratificante, otras agotador. Sus palabras me dan alas para escribir las mías.

    EBlanco

  6. annefatosme permalink
    18/05/2009 19:26

    Me has hecho reir como tantas otras veces. Gracias.
    Una miope aquejada de vista cansada.

  7. 18/05/2009 18:04

    Puff… Me rindo a su locuacidad y productividad. Si fuera un obrero en una cadena de montaje, su cara presidiría todos los meses el comedor , desde el lugar de la pared destinado a dar ejemplo al resto de los vagos y perezosos proletarios, incapaces de seguir el ritmo del mejor apretador de tornillos de un país llamado Workilandia.

    Necesitamos unas vacaciones para ponernos al día de la obra eduardiana.

  8. 18/05/2009 17:23

    Muy bueno, bien llevado y ocurrente. Circular con su ilustración, que creo reconocer esa cara.

    Lo vuelvo a leer y me gusta aún más. Y reincido en la ilustración, aunque no tiene mérito porque en eso… ya sabemos que eres muy bueno, mamón.

  9. 18/05/2009 16:21

    Voto a los dioses que yo también me he echado mis buenas risas con su relato amigo Eduard. Hoy lunes me he sentido como su protagonista y he pensado que levantarse debería estar prohibido.
    Saludos desde la ribera del Turia

  10. 18/05/2009 16:20

    Los lunes son una mierda, sí. Pero si no hubiese lunes, otro día sería lunes. Mejor dejar las cosas como están.

  11. 18/05/2009 14:50

    Muy divertido. Me ha hecho reír Mr. White.

    Hoy amaneció fresco y nublado en mi amable ciudad. Quise quedarme en cama, pero ya estaba en la puerta algunos minutos más tarde. Ya habían abirto la calle -suspiro-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: