Skip to content

Sant Joan, La noche más corta del año, la Noche de las Brujas

23/06/2009

brujita

Los niños corriendo al atardecer, los muebles viejos amagados de los camiones municipales, los cuales recorren la ciudad durante el día en busca de montones arrumbados de maderas y trastos rotos, miseria para los niños de San Juan, quienes en contra del tiempo apilan la falla más alta. De escalera en escalera, de puerta en puerta, pidiendo la cómoda de la abuela, el cuadro del tío Pedro, el armario desnivelado, la mecedora del abuelo, cualquier cosa que arda servirá. Se entremezclan libros, ropas, documentos, fotografías, recuerdos.

Es la noche de San Juan, romper con el pasado y reinventarse con el nuevo día, noche de cultivar mandrágora y semilla del Diablo, noche para divertirse, enamorarse, amarse, un espectáculo para los más rapaces, los protagonistas de tanta hoguera clandestina, a la carrera con el paragüero, detrás del carro del trapero, en la puerta de la carpintería.

Noche de cohetes, de petardos y fuegos artificiales, noche encendida de millones de colores, invadida por proyectiles perseguidos por estelas de estrellas chispeando, explosiones en el cielo azul marino abriéndose como medusas cromáticas, besos clandestinos, la juventud bailando salsa en la verbena, se acarician, se emborrachan, lloran y ríen.

Los tejados son los lugares privilegiados, desde ellos se lanzan los cohetes más osados. Los niños se rompen el cuello de tanto mirar el universo profanar, poniendo en peligro su integridad, alucinados con sus ojos y bocas abiertos de par en par.

Coca con piñones y cava, mandan las costumbres, los Juanes felicitados y en las verbenas homenajeados. Benditas verbenas, parejas buscando un rincón para el más tímido de los besos, también la caricia más atrevida, y ¿Por qué no? la declaración de amor. La música lenta, el calor, el vestido para la ocasión, el roce de la piel.

Los niños, escondidos, testigos clandestinos, disfrutando, por una noche, del mundo reservado a los mayores, la noche estrellada. Los más románticos verán la estrella fugaz, sin embargo nadie las verá a ellas, a las auténticas dueñas de la noche de San Juan, Las Brujas.

Reíros, sí, ahora que todavía podéis, reíros de los crédulos que las veneran, de quienes las rehúyen, de quienes las temen, y de quienes no las temen. Reíd y bebed, divertiros, la noche aún es joven. Sin embargo os advertiré de algo, cuando descubráis la esperada estrella fugaz para pedir un deseo, cuidaos bien de lo que pedís, puesto que las Brujas aparecen por un igual, descendiendo de la noche y montadas en ardientes escobas, urdiendo el engaño para atrapar el deseo y maldeciros de por vida.

Advertidos quedáis.

brujitabrujitabrujita

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 23/06/2009 21:38

    Sabía que el post os atraería a mí, sabía que no podríais restad calladas, tenía la certeza de que os descubriríais por pura brujería.
    No obstante os confesaré algo, hace años yo me casé con una bruja que pactó con un escritor un conjuro y me redujo al más pequeño de los tamaños humanos, mientras el escritor me daba cerveza en un dedal de coser, ella me utilizó como objeto sexual; prefiero no rememorar aquellos momentos de repelús. (Inspirado en un relato de Charles Bukowski; sin intención de herir sensibilidades)

    De brujas me vais a contar.

  2. 23/06/2009 21:20

    Tan bien que comenzo este post y lo dañas al final, eduard. No hables mal de mi raza, mucho menos en esta noche. Muchas de nosotras nos hemos civilizado bastante y usualmente pasamos desapercibidas e impunes, pero en noches como la de San Juan nos tomamos vacaciones de las censuras autoimpuestas, del “que diran” y de muchisimas….digamos “restricciones”. Ahora bien, de ahi a tus acusaciones hay un largo trecho. Es cierto que mas de alguna hermana en la historia hizo algo como eso, pobrecilla… pero la generalizacion es injusta, inexacta y hasta puede resultar peligrosa para el generalizador….. Digamos mejor que, como dice Cindy, “girls just wanna have fun”! 😉

  3. annefatosme permalink
    23/06/2009 20:26

    Eduard, siento comunicarte que soy bruja, descendiente de una larga estirpe de brujas….. te lo avisé. Tengo genes celtas cien por cien….pero soy una bruja buena, a ratos por lo menos!
    Un escobazo cariñoso
    Falbala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: