Skip to content

Esclavo Sexual

16/09/2009

peter breenFoto Peter Breen

–       Necesito un poco para escribir.

–       Ah no. Si te doy la morfina eres para mí. Que se joda el blog.

–       Bueno, ya sabes lo que hay. Si no lo tomo, no sonrío. Es así, lo necesito para arrancar el ingenio acobardado de mi cerebro. Para follar, para comer, para salir, para…

–       Vale, vale, ya te oído. Inspiras mucho romanticismo. Pero a mí sólo me interesa que me pongas bien el cuerpo. ¿El blog? ¿Crees que voy a desperdiciar el MST para que cuentes tus delirios a unos desconocidos? ¿Me tomas por idiota?

–       Joder. Son mis medicinas. Las necesito para trabajar. ¿No lo entiendes?

–       Lo entiendo demasiado bien. Demasiados años cargando con un jonqui; cómo para no saberlo.

–       Lo sé cariño, lo sé. Soy un lastre, un saco de mierda inservible. Pero tu sabes que si yo pudiera trabajaría, trabajaría y viviríamos como señores, lo sabes, ¿No? Tu sabes como era yo, acuérdate de la casa de la playa, del BMW rojo, de los restaurantes donde comíamos. Joder. Dos comedores tenía la casa. En línea de mar ¿Te acuerdas nena? de puto lujo.

–       Si, conozco la historia. Estaba allí ¿Recuerdas?, ó ibas demasiado pedo como para recordar, con tus putitas de las cafetas de la 320, tus camellos, tus reuniones secretas, tus constantes desapariciones nocturnas.

–       Eran negocios hostia. Lo sabes y lo repites una y otra vez. No toque ni una sola de esas lumis, sólo tu cariño. Por nuestros hijos te lo juro.

–       Alto ahí amigo. Los niños al margen, chitón, ni mentarlos, ¿Vale? Vale, o ahora mismo me voy y, por supuesto, me llevo “las medicinas”

–       Pero a mi me gustaría hacer algo por ellos, no veo al pequeño desde que tenía un mes. No, espera, perdona, disculpa por favor. Siéntate por favor, te lo suplico, no diré nada más, ni una puta palabra sobre los niños, por mis muertos lo juro.

–       Ocho años. Y ahora se acuerda.

–       Pero.. De acuerdo, ni una puta palabra. Estoy nervioso, muy nervioso. No quería enojarte, te pido disculpas de corazón. Perdóname nena. Boca cerrada.

–       Hijo de puta mentiroso.

–       No me digas eso por favor, no me insultes. Tengamos la fiesta en paz. No es justo, no lo es, y menos ahora. Me siento avergonzado, no tienes idea por lo que estoy pasando.

–       Si, mejor pasemos del rollo. Hablábamos del maletín surtido de botellines de sulfato de morfina que me pertenece y que, dicho sea de paso, necesitas como agua de Mayo.

–       Dios mío, basta. Dame una ampolla, mira, lo tengo todo limpio de gérmenes, la aguja, la goma, la cuchara, el pañuelo. Fíjate, brillan como una patena. Mierda. Mira como me tiemblan las manos.

–       ¿Echaremos un polvo?

–       El polvo más salvaje de los últimos diez años.

–       ¿Sabes lo que quiero?

–       Sé lo que quieres y yo te lo daré. ¿De acuerdo nena? No te fallaré.

–       Bien. Toma el botellín; mientras, voy a cambiarme.

Hace dos horas que Lola partió. Instruido por ella, seguiré contando los avatares sexuales que me atan a su vida, piel con piel, a mordiscos, chupetones y embestidas de toro bravo.

Sin quererlo ella, se ha convertido en el personaje de este blog y la conocen miles de personas de todo el mundo. Cibernautas que siguen con lealtad sus abusos a causa de mi adicción con el sulfato de morfina en polvo. Un analgésico que debo tomar para calmar miles de dolores. Cuando eso ocurre me siento liberado de mi castigo, mi organismo, agradecido, funciona con la exactitud de un reloj suizo, rejuvenezco y la energía me invade el sistema nervioso central. Un subidón de cojones.

Pertenezco a Lola desde hace mucho. Nunca me perdonara el daño que le hice a ella y a los niños. Hoy esta es su venganza. Someterme a la esclavitud sexual. Usando las mismas armas que yo usé con ella. La adicción, la manipulación enmascarada en el juego de los amantes, las relaciones pervertidas por el abuso de drogas y el poder mental del cazador.

Comencé a hablar de ella en el blog para pedir ayuda, sin embargo las respuestas que recibí fueron para mofarse, humillarme o reírse de mí. Por razones que todavía ignoro, advertí que el número de visitas se cuadriplicaba mes a mes, lo que me dio a pensar.

Actualmente hay que registrarse y pagar para acceder a la página de Esclavo Sexual, mantengo una media de diez mil entradas diarias repleta de juegos de apuestas, si habrá sexo, si me dará lo que pido, si le daré lo que pide, si me abandonará en compañía del síndrome de abstinencia a razón de una dolorosa menstruación.

El negocio prospera y yo he terminado por aceptar este cambio en mi vida. A la contra los yuyus que debo comerme cuando no tomo las dosis que necesito. A favor, hago lo que me gusta, echo un polvo y luego escribo, saco beneficio económico y mi verbo empieza a darse a conocer. Recibo comentarios de todo el planeta envidiando mi posición.

Al final quizás haya terminado por creérmelo.

Lover of Morphine

Lubanski&Blanco

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. 22/10/2009 20:49

    Vender el alma al diablo es siempre la mayor de las tentaciones.Desistir y complacerse en no tomar decisiones.La esclavitud entendida como abandono.No hago lo que me digan los demás, hago lo que me digas tú. Esa es la última decisión. Luego llega el descanso o la abulia.

    Jimmy McNamara

  2. 17/09/2009 14:23

    Siento ganas de mofarme de usted pero me abstengo debido a su ingreso en el quirofano, no quiero parecer insensible 🙂

    Solo digame una cosa el de la primera foto no será usted verdad?
    Si es asi me gustaría saber en que hospital le realizarán la intervención jejejeje

    Espero que sepa usted que no estoy de broma (si lo estoy).
    No, ahora en serio que se recupere pronto y que todo vaya bien para que pueda seguirsiendo un esclavo sexual…

    Lobezna (uii le he cogido gusto a esto de firmar con diferentes nombres, como usted)

  3. 16/09/2009 17:37

    Sabía que necesitaba de algo más fuerte para sacarlo de su letargo. Lo imaginaba siguiendo lo progresos de la Selección en un salón oscuro lleno de cucarachas. He tenido que emplearme a fondo pero el resultado ha sido positivo.
    Su privilegiado gigolo entra en quirófano el viernes y está algo perplejo.
    Mandaré un comunicado de la agencia EFE al Blog de Lola anunciando la exclusiva.

    Gary Moore

  4. 16/09/2009 17:20

    Esclavo sexual, el House de la morfina, propietario del blog de Lola… usted es un gigolo, un atractivo ser de los que atraen irremediablemente a las damas más exquisitas. No le dé al relato tono melancólico, usted y yo sabemos que es un privilegiado.

    Palabra de Tellerda

  5. annefatosme permalink
    16/09/2009 13:55

    Cuando escribas un relato tan triste pon un*: Desaconsejado para almas sensibles. Has conseguido hacerme llorar con solo teclear el ordenador.
    Otra vez hazme volar o reír. Por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: