Skip to content

Oda del Cuento Perdido

26/11/2009

¿REEDICIÓN?

Perdona mi indiscreción M, pero estoy desesperado, soy un relato perdido y hace rato que ando harto angustiado buscando mi Blog. Tal vez mi autor esté preocupado.

Me caí de los cuentos, creo, quizás de los borradores, no estoy seguro. Todo empezó cuando unas palabras empezaron a insultarse entre ellas con adjetivos horribles, a la súbita disputa se unieron unas minúsculas que hormigueaban por los alrededores. Pronto se hicieron bandos, las etiquetas, las categorías. Mi posición se tornó vulnerable, sin tiempo a registrar un Backup, no me quedó más remedio que salir a toda leche de ahí, zumbando que le diría una abeja a otra.

Buscando una salida a la caótica revuelta, tropecé con una R apoyada en una postura muy tentadora en la esquina de una web de pago. Desde el principio me pareció una letra hermosa, con un acabado muy interesante, con aquella sugerente curvatura sobre la cintura de aguja, asomando con estilo la pierna con la cual choqué. Creyéndome enamorado por flechazo, me dejé llevar por el instinto más primitivo, yendo a buscar a través de la filología, el sentido de la letra que anunciaba la palabra, alumbrada de efecto neón, degradados intensos y hermosos destellos artificiales.

Imagina el impacto al comprender dónde me encontraba, entre archivos de imágenes cargados de carne humana cuyos atributos sexuales a tamaño gigante superaban mis limitaciones cognitivas con creces, alucinado por las nítidas definiciones de vídeo a merced de la comunicación corporal de sus voluptuosos protagonistas.

Librado del deseo de la excitación in-extremis, confieso que bajo una gran prensión por no tocar la tecla de la intro-ducción. Navegué entre millones de redes buscando una inalámbrica para establecer una conexión libre. Después viajé de polizonte en banda ancha, desde donde registré miles de flujos de datos. Localizar el servidor de los Blogs y determinar el de WordPress fue sencillo, lo arriesgado llegó al saltar del tráfico de redes yendo a caer a la nube de etiquetas. A pesar de las adversidades, aquí me tienes colega, luchando por sobrevivir, después de navegar como un poseso contra cortafuegos, troyanos y otros peligros del ciberespacio.

– Disculpa, con la emoción olvidé presentarme, soy un cuento que comienza con la letra E Mayúscula del cuerpo Arial, ¿Y tú, bella grafía, eres…?

– No. ¡Disculpa tú!, porque voy a pasar cantidad de tu rollo, vengo de un foro de deportistas y estoy hecha polvo, loca por echarme a planchar la letra. Así que, compañera, déjame en paz. ¡Vete con la Wikipedia a dar por culo a las Galápagos!

– ¡Pero eres una M Mayúscula! Una letra considerable, importante.

M de mierda. Que te pires de aquí, montón de caracteres anormales.

Abochornado por la inaudita respuesta, me sentí airado y ofendido. Comencé a caminar con desdén, furioso por los acontecimientos postreros, cual taciturno andaluz bailando por sevillanas en un abecedario ruso. Para bien, no me di por vencido y reprendí la aventura. Arribé a los blogs de política dando un par de saltos. Allí todo era letra, mucha y seguida. Intenté incluirme a algún texto sin éxito, en la página imperaba un ritmo salvaje: tan pronto llegaba una entrada salía otra recién posteada. Con las imágenes ocurría lo mismo, si bien era más complicado y peligroso, las fotografías despiezaban los textos constantemente, no perdonaban las erratas y decapitaban argumentos por dejar de ser noticia, dando paso inmediato a la siguiente cabecera.

Me descolgué de un titular a otro hasta acceder a un enlace de categorías, como mi mala suerte me perseguía de cerca, resbalé, entonces caí en volandas y a bandazos, entre los blogs personales.

Ahora me encuentro en un estado catatónico, leo sobre tristeza y desamor, sobre soledades y reflexiones profundas. Con lo ocurrido me siento raro aquí, será por las fotos que vi, las noticias que leí sobre el planeta, sobre los niños muriendo de pura pobreza, sobre las guerras guarras que asolan el mundo. Y ahora, hallo a estas personas que no tienen nadie que las escuche, razón por la cual plasman aquí sus sentimientos más íntimos, sus confesiones y sus secretos mejor guardados. Hablan de sus sueños, de sus deseos, de amar y ser amados. De encontrar el cariño con las palabras adecuadas. Enmudezco y siento ganas de sentarme a llorar en lo alto de un puerto virtual.

De repente recuerdo quién soy, soy un cuento, ¿Ficción o realidad? Mi función es jugar con las palabras a desdramatizar, mi mensaje es la obligación de hacer crecer la imaginación, creer en lo fantástico.

Poder transformar la adversidad en felicidad, convertir el dolor en relativo, la soledad en amor. Denunciar una injusticia, ser la voz de la garganta del que ya no grita, las lágrimas de quienes secaron los ojos.

Necesito un enrutamiento, un servidor y una dirección remota. ¡¡Soy un cuento que publicar!!

Un cuento escrito por gente como yo, en noches como esta, para gente como tú.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. 02/12/2009 13:38

    ¡Si señor! ¡Con un par…!

  2. 30/11/2009 14:16

    Te decía que los ojitos del tipo de la foto son un sueño…..

    Es un cuento fabuloso. Me encanta, sobre todo por lo real que es.

    A nuestra amiga Karen le pasó algo parecido una vez con unas vocales y unas consonantes diabólicas y casi muere cayendo por un abismo o algo parecido, no recuerdo los detalles, pero fue algo muy muy espantoso. Ella tuvo problemas para escribir como por dos semanas después de que le pasó eso.

    Tú, por el contrario y como cuento al fin, has logrado ponerte en comunicación con estos símbolos. Y lo has hecho como el maestro que eres, de manera magistral. Es una pena que el profe ya se quitara el sombrero, es lo malo de llegar tarde, ya no te dejan mucho por decir… yo entonces te haré una graciosa reverencia con plié.

    Me gusta, me gusta mucho. Debería ser la introducción, el prólogo o el epígrafe o algo de tu novela 300+, por el final….

    WLL and cookies.

  3. JChef permalink
    28/11/2009 15:03

    Me alegra verte en esta racha de creatividad superlativa.

    Un abrazo escriptor!!

    P.S: El dibujo es espectacular.

  4. 26/11/2009 21:32

    Mucho cuento.
    Fairytale.

  5. 26/11/2009 21:24

    Esta vez no comento, sólo me quito el sombrero.Gran ejercicio de estilo.

    Te regalo mi J.

  6. 26/11/2009 20:58

    Eduard es un cuento precioso, emotivo. Si fuese en mi mano te lo editaría. Palabra.

  7. 26/11/2009 20:46

    Maldición, se ha borrado otra vez, no puede seeeeeer!!!! Eran 3 párrafos!!! Sé paciente, bueno, más…. me voy, pero vuelvo. Es fabuloso lo que has escrito, Eduard.

    PS. Esos ojos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: