Skip to content

▶ Comentar o no Comentar

04/03/2010

DGD (Diseño Gráfico Digital) EBlanco ©

¿Дlimentan nuestro ego los Comentarios de quienes nos visitan? ¿Engordan nuestra vanidd? ¿Son honestos? ¿Nos importa más la cantidad que el contenido? Y por el lado contrario ¿Somos sinceros cuando dejamos un comentario en el Blog de los demás? ¿Siempre? ¿Nunca hemos hecho un halago de algo ilegible? ㄱㅉㄼㆄ¥圎㐃㕌グァシタψ.

✔ El siguiente cuento refleja las inquietudes de un Bloger que podría ser …Reeditado de la entrada del Febrero del año pasado 2009 –

Lo voy a dejar.

– ¿Y si después vuelves otra vez?

No volveré, colgaré un post donde explique mis tristes razones y cerraré el Blog con cualquier excusa.

– Y en dos semanas lo vuelves a abrir, ¿Qué dirás entonces?

Que me equivoqué. ¿A quién le importa?

– Pensarán que no fuiste capaz de mantenerlo actualizado. Es normal, escribir es duro.

No es por eso.

– Entonces, ¿Por qué es?

Bueno, uno necesita apoyo, escribe pensando en agradar a los demás, en recibir alguna observación sobre los textos.

– Iluso, ¿Qué esperabas? Eres un vanidoso, como la mayoría, os mueve el halago facilón.

Falso, nunca necesité eso, sólo que escribo casi a diario, ilustró mis entradas, me esfuerzo, y para qué, ni una puta palabra de aliento. ¿De qué coño te ríes?

– ¿Tú qué crees? Me estás dando la razón. Hace seis meses no tenías idea de que existiera esta vaina. Escribías por placer ó masoquismo.

Pero, ¿Qué dices? ¿Qué no sabía lo que era un Blog? ¿Quién habla como un capullo ahora?

– Que conocieras su existencia no significa que conocieras el alcance del fenómeno social.

No, no es eso, te repito que no es eso. Es un toque amistoso, un estoy aquí, me pareció distraído, una mierda; oye, me gustó el Blog, cuatro letras desde el cariño, una crítica o algo de solidaridad.

– Realmente eres más gilipollas de lo que creía. “Algunos de vosotros ya sabéis que hace bien poco me han publicado un relato breve” es, normalmente, el fin de sus visitas a tu Blog, de los mails de contenido personal, etc. Aunque en la red, ya sabes, hay de todo, también conociste gente que te respondió en “Tus comentarios”, personas que te encantaron por su manera de hacer (Y ser) Por ellos ¿No vale la pena continuar?

Yo lo hago, examino las bitácoras y a sus autores, respeto sus obras y creo en lo que hacen, procuro serles fiel con mis visitas y comedido en mis comentarios. Leo a literatos desconocidos y me compenetro con su trabajo, incluso con ellos si cuando llamo a su puerta me abren. Lo voy a dejar. No quiero parecer vanidoso, pero a nadie le gusta ser ignorado. Lo voy a dejar porque pasé demasiado tiempo entre penumbras. Sólo me queda una agenda de amigos muertos. Pocos contactos, ¿no crees? ¿Cuelgo las fotos con Nina Hagen y Herman Brood en Ámsterdam, el cartel de la exposición de arte moderno en Berlín, los recortes de prensa de hace veinte años?

– Hazlo

Al margen de las Narraciones, el resto de entradas lo improviso, quiero decir que significa un reto inimaginable para mí, escribo sobre la marcha, zarandeando el procesador de texto para que la página en blanco sacuda a sus obreros y pongan las letras en movimiento, levanten andamios de palabras para sostener las historias. Escribo para los que suscribieron mis comentarios, para los que exploraron mi rincón. ¿No? ¿Para quién puñetas escribo? Dímelo tú.

Unos minutos de silencio y reflexión.

Te dejo.

– ¿Cómo? Adónde vas.

Tengo que actualizar el Blog.

– ¿No lo dejabas?

Eso era antes. Ahora tengo que actualizarme. Contaré esto. ¿Me dejarás un comentario?

http://en.wikipedia.org/wiki/Herman_Brood

Anuncios
24 comentarios leave one →
  1. 30/03/2010 18:39

    Tan solo sigo el rastro de aquellas personas que me interesan, nada más.
    Y bueno vuestros comentarios sobre el comentar me ha llamado la atención.

    vuestra más sincera, dentro de lo posible, Charlotte

  2. 29/03/2010 21:14

    Es una buena opción; los blogs deberían existir para que podamos sincerarnos con nosotros mismos.
    Nunca lo había visto así, un blog al que ser honesto con uno mismo. Aunque desde esa perspectiva, el trabajo de los artistas perderían el factor del público, uno de los estímulos más grandes. ¿A que actor no le gusta oír los aplausos? No obstante es una opción tan o más válida como cualquier otra.
    Observo que estás en todo y en todos los lados, máquina. Es fantástico disfrutar de inquietudes intelectuales, denota una naturaleza enérgica y despierta.
    Me alegra encontrarme contigo en estos planos virtuales.

    Abraçada

  3. 29/03/2010 20:57

    Creo que los blogs deberian existir para que podamos sincerarnos con nosotros mismos. Si no tuviera esa utilidad para mi, renunciaría ahora mismo.
    Mentir y adular por interes para conseguir visitas u comentarios en tu propio blog me parece sinceramente patetico. Sin ofender a nadie claro

  4. 29/03/2010 14:23

    Un comentario de esta índole no puede desmerecerse, y aún existiendo distintos matices u opiniones, te responderé con la vehemencia que mereces.
    Comenzaré utilizando tus propias palabras:
    “Otro fenómeno curioso en este atribulado mundo de los comentarios y la buena educación blogrollera es que hay gente que te pone por las nubes en sus comentarios, que se muestra como un lector fiel pero en cuanto tú dejas de hacer comentarios en su blog, los suyos también desaparecen en el tuyo”
    Esto es algo que me molesta al extremo, la carrera por la suma de comentarios que en cuanto dejas de comentar dos o tres entradas, dejas de ser quien decía el comentarista que eras, dejas de ser su héroe, su maestro. Si bien, casi es preferible.
    Cuando descubro algún escritor que me atrapa tiendo a rebuscar en su pasado la genialidad que germinaba antaño. Sin embargo no lo hago igual en la red, ¿Por qué? No lo sé, supongo que me dejo arrastrar por la tiranía generalizada de la velocidad relativa de internet. Quizás todavía no haya mesurado las opciones, o bien por mantener a un grupo de lectores entregados o fieles haya caído en la misma dinámica.
    Creo que no estamos (Estoy) concienciado con los nuevos modelos de comunicación, que espero una respuesta imposible pues no cabe en este nuevo mundo donde eres lo que escribes hoy, si bien lo de ayer, ¿A quién le interesa? Es tanto el vacío que me causa este hecho que a menudo reedito antiguas entradas que un día fueron pasto de la indiferencia para regresarla entre los laureles del éxito.
    ¿Qué buscamos (Busco) con el intercambio de comentarios? ¿Qué ocurre cuando cazas uno más falso que una moneda de siete? ¿Cómo respondes? De igual manera. Usamos la misma hipocresía que con la gente que nos repatea pero que necesitamos para seguir manteniendo nuestra imagen social.
    ¿Hablo de la verdad? Porque si uno se fija: nadie miente, nadie mira porno, nadie falsea los comentarios, pero a la hora de las verdades, los políticos mienten, la ley abusa, los poderes nos estafan y los taxistas que traen a casa a nuestros amigos del extranjero les cobran el triple. Con todo, preguntas y estamos rodeados de Santos, de manos limpias y nobles sentimientos.
    Me alegra tenerte de inquilino, pues en la mayoría de ocasiones me inclino por el delito honrado que por el honrado y honorable poder judicial.
    Y como llegó la hora del rancho, me despido con un hasta luego firmando tal mi amigo y mentor personal. Voy para el Cortijo a llenar la panza de pitanza.

    Paco Ibañez

  5. 29/03/2010 13:13

    A manera de elemplo. Yo tengo en mi blogroll un enlace a un blog que ya no existe.Se trata de un escritor que me gusta. Allí hay, para quien quiera, decenas de relatos que pueden interesar a quien le plazca. Evidentemente el autor del blog de esto no se entera. Vendría a ser como tirar a la basura todos los libros de un autor el día de su muerte.¿O es que el blogroll es sólo para intercambiar comnentarios?

  6. 29/03/2010 13:07

    Entre los millones de blogs que existen, yo visito unos cuantos.Es como mirar unas pocas estrellas teniendo todas a nuestro alcance.¿Por qué es así? La inmensidad de la blogosfera nos aturde como nos aturde pensar en el infinito.Las ganas de conocer nos mueven a deambular por lugares desconocidos. De vez en cuando descubrimos pequeñas joyas y las guardamos como tesoros .Después de tanto viaje lo que más nos gusta es volver a casa.
    En este mundo virtual, casa, no sólo es nuestra pantalla sino ese reducido grupo de sitios a los que los dedos y el teclado nos llevan automáticamente.
    Yo me siento aquí como en mi casa. Me gusta mucho darle a la rueda del ratón y leer lo que fue escrito hace cuatro meses y medio. Es como echar una ojeada a los libros que tenemos en la mesilla.Unos los hemos leído ya y nos gusta tenerlos otra vez entre las manos, otros son los pendientes, esa lista de futuras tentaciones.
    ¿Qué me mueve a quedarme, a repetir, a buscar e investigar en lo pasado y en lo por venir? Sin duda ese sentimiento de encontrarme bien entre letras e ilustraciones que no dejan de alentarme.
    Comentar debe ser algo casi siempre sosegado.
    Te pongo un ejemplo: Conoces hoy un blog y quedas deslumbrado.Ese blog tiene ya escritas 456 entradas.La única que se comenta es la última y a partir de ahí sólo se hace en las siguientes. ¿Por qué? Nunca he sabido la respuesta. Bueno, miento. Creo que como en la vida misma las relaciones sociales no pasan de ser una convención en la mayoría de los casos. No tenemos ganas de ir más allá de los lugares comunes.Cuando conozco a una persona, la he conocido ahora y es esa la persona que me interesa.A pesar de eso luego nos pasamos media vida explicando lo que somos por lo que fuimos y conocemos más y mejor a través de lo que no conocimos. Con los blogs debería pasar lo mismo.
    La mayoría de blogrolls no son má que un trámite, un intercambio de enlaces. Cada día se impone la tarea de rendir visitas y comentarios. Sé que puede hacerse con buena intención, que decir que se ha pasado por ahí se agradece pero con el paso del tiempo eso no es suficiente. Con los amigos, al final, nos conformamos con admitir que de verdad, de verdad sólo tenemos o podemos tener unos pocos. Con lo que nos gusta, escritores, músicos pintores pasa algo semejante.Con los blogs,para no ser menos, actuamos de la misma manera.Pero yo cuando compro un libro de un autor que me gusta, o un disco de un músico que forma parte de mi biografía no me limito a acumularlo, e exponerlo en mi biblioteca o discoteca. Lo cojo, lo toco, lo leo,lo escucho, pienso en él y recuerdo, leo y escucho lo que antes dijo o compuso.Comento para mi mismo lo que su obra me produce.
    La fidelidad vale sólo si es voluntaria.Volver a casa tiene sentido si tenemos una casa donde volver y en la que nos encontremos a gusto.Yo vengo por aquí y miro, leo y observo.Voy para atrás y para delante y siempre digo me quedo.
    Yo no suelo mentir en los comentarios. Lo que si admito es que a veces siento que tengo que hacerlo por obligación.Es como cuando de niño tocaba visitar a tía Gertrudis el tercer domingo de cada mes.Al final ya no importaban los caramelos que nos daba.Se había convertido en una rutina y además impuesta.
    Otro fenómeno curioso en este atribulado mundo de los comentarios y la buena educación blogrollera es que hay gente que te pone por las nubes en sus comentarios, que se muestra como un lector fiel pero en cuanto tú dejas de hacer comentarios en su blog, los suyos también desaparecen en el tuyo.Eso no es admiración o reconocimiento, eso no dejan de ser más que convenciones sociales.
    En fin, el tema da para largo. Además, como escribo con muchos días de retraso, ya nadie entrará al trapo. Detesto la actualidad y su poder sobre todo lo que ya se ha dicho antes. No lo entiendo y menos en los blogs donde creía que no existía el tiempo.

    Te guste o no tienes un inquilino en tu casa.No pienso además pagar ningún tipo de alquiler.

    Aquilino Buenaventura

  7. Perico permalink
    16/03/2010 7:14

    Sin comentarios. Si opino os puedo llegar a aburrir.

  8. 13/03/2010 16:49

    excelente pregunta: “¿Para quien puñetas escribo?”

    salut

    PD: hay en los cometarios como una especie de reconocimiento sobre lo que haces, y si bien esto supone un chute de ego que no voy a negar, en mi caso tambien supone tambien una paralización, un no saber que decir, también me cuesta mucho comentar, pero esto me resulta más fácil siempre y cuando el texto mueva a la reflexión.

  9. 11/03/2010 18:19

    Edward, interesante post. Por alguna razón hace un tiempo dejé de visitar blogs, de dejar comentarios y esperar comentarios, tal vez volví a la idea y emoción inicial por la que crear un blog, simplemente dejar una bitácora en la cual tal vez, otras, pudiesen decir, “esto me pasa”…, no siempre es así, te lo anticipo. Con el paso del tiempo he adoptado, (tengo esa manía) a algunos blogeros como amigos, son muy pocos, tal vez cinco?… a ellos los visito cada vez que el tiempo me lo permite y también las ganas de sociabilizar. Pero no me impongo dejar comentarios y como dije, no los espero aún cuando es grato verlos, sobre todo de aquellos “amigos” que he adoptado.
    Curiosamente contigo me pasa algo especial, te conozco poco, pero me caes muy, pero muy bien, te encuentro un gallo limpio, como decimos en Chile (refiriéndome a la palabra gallo, para ustedes “tío”) entonces, no se si apreté “suscribir” pero recibo tus entradas en mi correo, ello me permite leerte y eso me tiene contenta.
    Resumiendo, debería dejar comentarios, casi no lo hago pero creo que nutren un blog y lo mantienen vivo.
    Un fuerte abrazo querido Edward.

  10. 11/03/2010 8:48

    Ahora me voy más que satisfecha Steppenwolf!!

    La telepatía cósmica esta teniendo algunos fallos técnicos, últimamente vivo en las nubes y hasta alli no llega…pero ya estoy en la tierra otra vez 🙂

    “único, grande y nuestro” normal que te haya calado hondo…

    Siento decepcionarte pero en mi vida he jugado a la ajedrez, me refiero al real, solo al psiquico…y en el otro las jugadas son tan peligrosas…
    pero cuando quieras me enseñas a manejar mis peones vía ciberspace 🙂

    un abrazo hermano lobo

  11. 10/03/2010 17:26

    ☞ A ti te lo digo todo Charlotte, pero creía que tenías telepatía cósmica y que ya me recibías. Lo cierto es que siempre espero hasta el cuarto comentario para responder. Ya tendrías que saberlo.
    ☛ Que afirmes que crees que escribo para ti es el mayor de los ♥elogios♥, verdad es. Como que sea un desvergonzado, aún más cierto y veraz. Sin embargo, que no diga nada a ti, lo dudo. Sólo tengo que ir a tu Windows-press virtual, ventana de tu House ciberespacial para abogar en mi defensa.
    Ocurre que las palabras de Chxrishhselhi, lo de Chile y todo el peso de la paja, sumado a asociarse con un “único, grande y nuestro” los dos primeros adjetivos están bien, pero el “nuestro” me llegó aquí. Pow, Pow, (Golpes en el pecho❤)
    Contigo además tengo una partida de ajedrez pendiente. Quiero ver como te perfeccionas en el arte de la estrategia, con qué beneficio utilizas el sacrificio de tus mejores miembros, etc.
    Así que nos vemos en la Estepa, Steppenwolf sabe más por viejo que por lobo. Aullaremos juntos a la luna bajo la bóveda celestial✭ del universo✭ más despiadado✭.

    LoCoDaTaR&;EBlanco

  12. 10/03/2010 16:33

    Ahh y a mi no me dices nada lobo estepario?
    Muy bien, que sepas que me voy indignada hmmm indignada y celosa jajaja

    Es broma, en realidad el comentario de Chrieseli me ha llegado hasta a mi…

    un saludito a los dos 🙂

  13. 08/03/2010 19:33

    PREMIO al comentario que más MÁS HOnDo me ha llegado. Único, grande y nuestro. Tremenda trinidad de regalos. Hoy mi ego no cabe en si mismo. Mi ego y mi corazón.

    Gracias y ánimos con la reconstrucción, de algún modo la vida también es una constante reestructura.

    PD. Un saludo de Manoli, mi primo.

  14. 08/03/2010 19:16

    “Confesaré que a veces he mentido, que a veces no leí el texto entero, que a veces, al estilo periodista, confeccioné un comentario en concordancia a los que habían. Evidentemente no es la costumbre y son casos aislados y puntuales. Sin embargo, me llama la atención ser el único con verrugas y un primo travestí”.
    A mí no me llama para nada la atención, porque dentro de todo, somos sólo humanos. Imperfectos de manera peculiar y reiterativa. Nuestra aparente singularidad nos llega por el lado de la ensoñación. Y es ahí donde tú eres grande. Unico, grande y nuestro. En esta comunidad vasta e interesante que existe, es un agrado leerte. Sinceramente o no, da muchas veces lo mismo. El acto de elegir un sitio sobre otro indica la particular diferencia que te hace, si eres el elegido, llevar el número ganador.
    Un abrazote y las gracias por tus verrugas y mis saludos a tu primo travesti.

  15. 08/03/2010 12:49

    ¿Para qué o para quién escribes?

    Yo cuando te leo, creo que escribes para mi y asi es mucho más fácil.
    Se crea un vínculo virtual dificil de explicar que me hace volver una y otra vez a tu casa para ver que se cuece.

    lo que más me llega de tu blos es tu sinceridad y tu desvergüenza!!!

    sigue escribiendo Eduard, aunque solo sea para mi 😉

    un abrazo

  16. 07/03/2010 12:33

    Queridísima Angélica, dichoso los ojos la leen. Ya dice usted bien, la vida de los comediantes, artistas y pensadores es imprevisible y extraordinaria.
    He seguido su éxitos y su trayectoria teatral desde mi chabola habitual, la presentación de su reciente obra y sus siempre perturbadores textos dominicales.
    Mi más hemorrágica enhorabuena.

    Estoy seguro que tiene razones mayores para no pasarse a tomar el te más a menudo, es obvio, la vida continúa en muchas direcciones y uno no puede escoger todos los caminos, pero sepa que la echamos de menos, incluso al entrar en casa del primo, no hallo rastro alguno del olor al gas de su lámpara.

    No deje el teatro ni se olvide de los amigos, que éstos últimos están caros si uno los quiere buenos. Disfrute de su bonanza de la que me alegro inmensamente.

    Dele recuerdos a su musa invisible y ya sabe, cuando quiera hablamos para otro cameo en uno de mis relatos negros.

    Y no lo dude, seguiré su consejo, escribiré porque me gusta hacerlo, de momento no aspiro a más, quizás en el futuro, nunca se sabe…
    Y usted, no deje de escribir. Esperamos mucho de su talento.

    Eric Clapton

  17. 07/03/2010 12:13

    ✔ Anticipar en primera instancia que, como contador de cuentos, el aludido texto no es más que un cuento basado en la contemplación, reflexión, efecto y consecuente acción.
    No es esta una bitácora ni un diario personal, es un blog de ilustraciones, cuentos y relatos, por lo que en mi presupuesta condición de autor, constato que el texto referido está basado en más datos ajenos que autobiográficos.
    Dicho esto, la entrada ha motivado los comentarios más extensos de los últimos meses, lo que da de pensar que a nadie pasa inadvertido el tema de los comentarios.
    Por que a mi respecta confesaré que los comentarios nutren mi ego, pero no todos. Pues en ocasiones detectas a quien no se ha leído el texto y coloca unas letras para que le devuelvas visita y comentario.
    Confesaré que a veces he mentido, que a veces no leí el texto entero, que a veces, al estilo periodista, confeccioné un comentario en concordancia a los que habían. Evidentemente no es la costumbre y son casos aislados y puntuales. Sin embargo me llama la atención ser el único con verrugas y un primo travestí.
    Puede que si lo repasáramos los que dijeran menos dijeran más. Por supuesto, es mi opinión, como el comentario por entero; abierto a debatirlo si os place, a insultarme si lo deseáis, de contrastar y desmentirme.
    Por último, reiterar que los comentarios sinceros nutren mi ego y llegados según desde donde fortalecen mi esperanza en la condición humana.

    PD A veces también miro porno.

    LoCoDaTaR

  18. 07/03/2010 11:37

    Querido señor Blanco:
    Disculpe mi retraso al entrar de nuevo en su morada. Ya sabe que suelo viajar de acá para allá. Ni siquiera visito al bueno de mi primo, que ya debe de haber quitado mi retrato de la chimenea.
    En fin, señor, no ceda usted, no desfallezca. Escribir es una tarea titánica, pero uno tiene que hacerlo por amor a la escritura, única y exclusivamente. Lo que piensen los demás…como diría Mecano está de más. Aunque bien es cierto que todos somos vanidosos y el arte necesita alimentarse con los halagos porque los artistas son exhibicionistas natos. No se crea para sepultar en el olvido, se crea para buscar y exorcizar fantasmas personales, para asomarse a abismos ajenos y perderse en el cuerpo y la mente de otro . Gozar estando parado, eso es lo que nos permite la escritura, viajar por estratosferas sentimientales, de esas que nos habitan a traición. Escriba, por encima de todo , escriba.

    Saludos de pluma gansa.

  19. 06/03/2010 21:13

    Los comentarios son eso, comentarios. No debemos buscar en ellos un sesudo análisis, una critica pensada o un halago exagerado.

    A mi me inquietan y provocan más esas entradas que ves de un cuarto de hora, en las que bucean y no te dicen nada… ¿tanto tiempo y no se ha provocado para bien o mal? ¿Son tímidos? ¿no quieren delatarse?

    Aunque tambien entiendo que para decir algo malo… no se diga ná

  20. 05/03/2010 19:08

    Querido Eduard, no diré como otros que siempre vengo aunque no comente, la verdad es que tengo mucho más tiempo que el que quisiera sin poder hacer las visitas de rigor a los amigos. Sólo hay una excepción y, bueno, espero poder justificarla adecuadamente, como tantas otras cosas, el día del juicio aquél, si es que llega, que lo dudo, ¿eh? No es que no haya juicios, pero como yo lo veo, ocurren mínimamente una vez por semana, si no es que a diario. Y nuestra propia cotidianidad es el resultado de los veredictos correspondientes.

    Me alegra haber llegado en el momento preciso de una entrada que tanto tiene que ver con mi área de experticio e interés principal. No conozco un sólo blogger que no pase más de una vez por similares ¿jamacucos? (creo que fue la palabra que tú empleaste una vez, si mal no recuerdo, en el blog de un amigo común y que me llamó muchísimo la atención).

    Es muy simple. Los blogs no serían blogs sin los comentarios. Serían vulgares sitios web con la misma cantidad de vida que puede tener una modelo mientras desfila por una pasarela de Christian Dior. El intercambio es el elemento clave que define su existencia, como instrumentos de comunicación que son, o que deberían ser. Hace unos meses, escribí una entrada que es posible que responda a algunas de tus interrogantes. Otra entrada de la misma época, plantea mi punto de vista sobre el asunto calidad vs. cantidad, un asunto extremadamente subjetivo y no por ello menos válido, sino todo lo contrario. Te las dejo enlazadas aquí simplemente para darte mi opinión sin tener que escribir todo aquello de nuevo.

    Personalmente, como creo haberte dicho más de una vez, tu forma de escribir y presentar, tu estilo tan particular es algo bastante extra-ordinario y por tanto no demasiado masificable…. es el tipo de publicaciones que apelan a la calidad más que a otra cosa. Deberías sentirte extremadamente orgulloso de eso. Esto NO quiere decir que no aspires a aumentar cantidades. Sólo a que ello no ocurre por casualidad ni por arte de magia en este medio. Requiere de acciones que están más que identificadas y estudiadas y comprobadas en sus diversos grados de eficacia. De eso es que escribo en las entradas que te menciono más arriba. Abrazos para ti.

  21. Concha Huerta permalink
    05/03/2010 14:45

    La verdad es que encontrar comentarios alegra. Alguíen que ha leído lo que escribes opina sobre el texto. En general yo tengo mucha suerte. Los comentarios enriquecen mis textos con detalles que uno no pudo observer al estar tan cerca de lo escrito. A veces se suscitan polémicas. Tu relato, por ejemplo dibuja una historia que puede ocurrir cada día entre los miles de trabajadores que llenamos la nube de letras. Muy agudo. Y lo digo en serio. Un saludo

  22. letrasdeagua permalink
    05/03/2010 9:45

    bien, ya que lo pides, pero sólo porque lo pides, te dejo un comentario:

    ¿alimentan nuestro ego los comentarios de quienes nos visitan?: no es asunto de ego, es que acompañan, tú mismo lo escribes, un toque amistoso, solidaridad, una crítica con cariño o un simple pasé por aquí si no sabes o quieres decir

    ¿engordan nuestra vanidad?: espera que voy a pensar la diferencia entre ego – vanidad ¿? ¿? … metida en nuevo lío por intentar comentar … hoy es fiesta en estas tierras por lo que me niego a pensar

    ¿son honestos?: eso lo sabrán quienes nos los escriben pero quiero pensar que sí porque si no ¿para qué comentar? (aunque a veces un piadoso empujoncito también ayuda a no abandonar e intentar hacerlo mejor)

    ¿nos importa más la cantidad que el contenido?: contenido siempre; enriquece, aporta otros ángulos o simplemente divierte la ocurrencia

    ¿somos sinceros cuando dejamos un comentario en el Blog de los demás? sí al 99% (salvo casos muy muy excepcionales)

    ¿nunca hemos hecho un halago de algo ilegible? no (pero seguro que otros sí por lo que siempre hay que estar agradecido)

    buenísimos relatos, por cierto ¿será este el 1%?

    abraçada

  23. 05/03/2010 9:44

    La leí en su momento y la he vuelto a releer entera.
    De verdad que os leo. Todo. Sólo que a veces no sé que decir…

  24. 05/03/2010 6:24

    A mi me gusta ver quien ha entrado en mi blog, comentar y que comenten. A menudo pienso (y lo escribo) que los comentarios aportan mucho al relato. Probablemente los buenos escritores no se preocupan de estas minucias 😆
    Probablemente seguiría colgando historietas aunque nadie dijera nada pero la gratificación que supone que alguien se ha tomado la molestia de leer tus escritos y encima comentarlos es un buen premio.
    La veracidad de lo que se escribe depende supongo del comentarista. Yo imagino que si, que lo que dice lo siente.
    Siempre te tendré en mi lista de escritores favoritos no en vano escribiste el primer comentario en mi blog. Si no lo hubieras hecho tambien estarias en mi lista 8)
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: