Skip to content

▶ Sinceridad en Sociedad

05/04/2010

Bipolar Doble con Hielo Limón

  • De la Serie Vampiros de Hoy y Siempre:

A medio camino entre saber o no saber, acepté la invitación de un amigo que antaño lo fue y mucho, un lector al cual le faltó valor para arriesgarse a escribir, y quien para justificar la situación hoy se vende como crítico supremo ante los despistados que engatusa entre sus redes.

Cuando digo sus redes me refiero a la santa telaraña que teje su señora esposa al cocinar, la misma treta que uso para cazar marido treinta años atrás.

Verdad es que, a pesar de intentar venderse hasta la saciedad como poseedor de sangre intelectualizada, sofisticada, moderna y mundana, es gente sencilla sin espíritu aventurero y descendiente directo de los inmigrantes de la posguerra.

De él aprendí muchas cosas sobre literatura, pues si sus dimensiones como fantasma social son grandes y he de ser justo, sus conocimientos sobre libros son extraordinarios. De hecho, en su morada los volúmenes de texto mantienen una posición privilegiada y un trato tan cuidadoso como respetuoso. Ordenados por autores, épocas o nacionalidades, según le de la vena al amo de selecta biblioteca.

Me dio a conocer grandes autores, obras desconocidas para el gran público, los clásicos menos clásicos y los rusos con más páginas.

También descubrí su lado oscuro, el odio que procesaba a los nuevos escritores, a los que a través del boca a boca lograban traducirse a docenas de lenguas y a venderse como churros calentitos. También comprobé que los libros censurados jamás fueron lectura para él, sin embargo tenía el arrojo suficiente para despotricar al autor con cuatro datos biográficos.

Reconozco que hasta de referido desprecio por la vanguardia de estos noveles aprendí algo; a no comportarme como él. Así que cuando se da con sorpresa el éxito de cualquier desconocido, aunque me despierte aversión de antemano, antes debo leerlo con total neutralidad ¿Cómo si no osaría juzgarlo?

Código da Vinci, y una larga lista de éxitos inesperados han pasado por mis manos, incluso he tenido que admitir que algunos han sido una grata sorpresa (No exactamente el escogido como ejemplo) Quizás la trilogía de la punk y el honesto periodista de investigación escritas por el, ya leyenda sueca y autor que pasó a mejor vida sin conocer las mieles de su éxito, Stieg Larsson. A partir de la trilogía de Millennium me incliné por leer todos los escritores suecos que pude conseguir sin soltar un euro.

Dicho esto, no debo obviar que uso la misma estrategia para con los casos más “intelectuales”. Me explicaré, si de repente aparece un autor japonés con tirada internacional, voy corriendo a asesorarme de quién, cómo, cuándo.

Un ejemplo más: En los círculos de editores se habló de Haruki Murakami. Entonces sé, sin dudarlo, que en la comida de mi amigo el nipón saldrá a relucir, no con los libros promocionados que la mayoría del público esté empezando a leer, sino los más recónditos. Es fácil de comprender, sirve para que cuando al nombrarlo por azar durante la sobremesa, nuestro anfitrión nos ilustre con cara de asombro, ¿Murakami? Mira, tengo algunos de sus libros, no sabía que lo conocieras. Con el mismo azar de su parte al encontrarme yo cerca de la librería que sostiene seis o siete de sus más desconocidas obras.

Esta ridícula conducta forma parte del juego con el cual me defiendo de las salpicaduras de vanidad que mi amigo escupe al comer.

Son cosas que, sin querer uno, van esculpiendo el carácter, con el tiempo das una respuesta automática a la hora de tomar decisiones, o simplemente, te decantas por verificar la autenticidad del producto antes de joderla adelantando un prejuicio desafortunado. Nunca te anticipas por el hecho de que un sabio con olor amargo arroje sus miserias como dardos envenenados por no haber tenido el coraje de dedicarse a escribir, a cambio de una generosa nómina para asegurarse el futuro.

Como decía, en su casa he probado los mejores platos caseros, bebido los mejores vinos y en alguna ocasión, me llevé un tesoro en forma de libro.

Moraleja: La sinceridad es la peor compañera en Sociedad.


Anuncios
23 comentarios leave one →
  1. 27/04/2010 20:20

    Conozco a un crítico de sinfónica, pero no sé si hace eso. Los críticos al óleo ya me los conozco y los del Quijote, …Yo me confieso, jamás lo he podido terminar. Sin embargo me asombra la expansión que tiene en personas que no son muy de libros, pero todos lo leyeron. Supongo que el cine o las películas de dibujos animados han ayudado a tener una base para constatar su lectura.
    Creo que lo he intentado cuatro veces, y dudo que haya llegado a la mitad, quizás comiéndome capítulos enteros he llegado al final. Aunque no venga al caso, me fascina más la biografía del autor.

    Gracias por tus edificados perfiles
    El ayudante del verdugo

  2. 27/04/2010 0:03

    Hombre maduro que se pone un antifaz mientras escucha a Wagner.Se levanta del sillón, coge una batuta y dirige una orquesta inexistente.(Obliga a su hijos a estar presentes)

    Joven que aprende citas de memoria hasta que llega la oportunidad de soltarlas.(Jamás participa en las tertulias, sólo espera su momento con la cita en la punta de la lengua)

    Crítico de música que jamás ve un concierto completo para correr al periódico y escribir su critica devastadora.( Copia pega)

    Aficionado a la pintura que no puede ver un cuadro sin dar una lección magistral sobre lo que el autor quiso plasmar sobre el lienzo.( Nunca admira y calla, solo deslumbra)

    Comprador de libros compulsivo que tiene una gran colección de libros en inglés.Todavía se le resiste el verbo To be.(Nunca es tarde)

    Cinéfilo empedernido que piensa que el cine murió el año 32.( ¿Por qué el 32?)

    Lector voraz del Quijote que aún no sabe que la historia tiene dos partes.

    Reputado experto en vinos que es capaz de describir un caldo durante diez minutos sin decir absolutasmente nada.(Cuanto echa en falta un buen tinto con gaseosa)

    Artista que talla una piedra y luego la titula:Horizonte sin rumbo IV.(Nocomment

    Todos son reales.Lo juro.

  3. Perico permalink
    14/04/2010 9:52

    Buenas imágenes y consejos de lectura.
    Un abrazo.

  4. 08/04/2010 20:08

    Jajajajajajajajajajajajaja! [carcajada de bruja joven].

    ¡¡¡¡Noooo!!!! ¡de esas brujas no! ¡De las otras, por dios!

    Tiene permiso para gritar y aullar todo lo que quiera, no digo yo a usted, que lo conozco. Mucho más si es en su propio blog o en el de sus admiradores ¡faltaba más! Pero no se me haga el desentendido, que entendió y entendió muy bien lo que quise decir. ¿Mal informada? ¡Si supieras……!

  5. 08/04/2010 19:52

    Venga ya, una banda para realizar Vu-Dus con muñequitos de barro con mi careto. Lo que faltaba.
    Esperabas este comentario como agua de Mayo, M, soy consciente de tus intenciones para cambiar mi percepción de las cosas. Eres una pesimista mal informada, eso es todo.
    ¿Por qué no puedo gritar por boca de los desheredados lo malo que es el mundo? ¿Acaso no lo es para ellos? Ya se habla mucho del hombre libre, del liberado y del liberador. Con el montón de pobres que querrían decir la suya. La cantidad de desafortunados víctimas de una justicia corrupta, y suma y sigue. ¿Y de quién va a ser la culpa sino del hermano lobo?
    Y toda la fe no está perdida. Creo en vosotras que sois brujas. Fíjate si creo.

    Ahora tengo que dejarte que tengo hora para hacer una pasarela y después una sesión de fotos para un anuncio de gel de baño.

    PD Cuidadito con las burbujas si lo ves.

  6. 08/04/2010 19:26

    Cerecita no sólo es una estupenda escritora. Es bruja también. Tiene toda, pero toda, absolutamente toda la razón. Yo jamás habría podido expresarlo como ella, pero es así. Por eso es que nunca te creo cuando empiezas con tus dramáticos y lúgubres aullidos a intentar convencernos de que has perdido toda posible fe en el género humano. No te creí, no te creo y nunca te creeré. Y ahora tengo una aliada. Respecto a tu comentario, como ya he sentenciado anteriormente, sólo un ciego podría dejar de ver la generosidad de la naturaleza para contigo (por cierto, no debes nunca olvidar agradecer a nuestra otra madre, el planeta Venus, hermano librano). Justicia ante todo.

  7. 08/04/2010 18:35

    Interesante disertación, acertada sin duda. Siempre dejamos algo nuestro en el trazo, sin embargo he de aclarar que aunque hagas diana, no hay frustración más grande que perder la confianza, pero perder la confianza de donde la has depositado por mil razones, eso duele lo suficiente como para que el orgullo, harto de aguantar, se pregunte si tiene la obligación de soportar situaciones que si un día fueron lo que hoy ya no son.
    Todo tiene su tiempo, yo soy de los que gustan de conservar, pero también de los que ya no tienen por qué aguantar más. Si la gente (que viva la gente), progresa con la modernidad de los tiempos me parece fantástico, uno está abierto a nuevos cambios. Todos pertenecemos a una época y somos lo que somos, intentar ser otros por sentirnos de repente así o asá, por tener o usar, porque nos guste esto o lo de más allá, no va conmigo. Inventarse famosos en la agenda del móvil, ir donde van otros por es donde está de moda ir, usar el carro que usa éste o éste otro soplagaitas, colegas de toda la vida, supongo. Pues no me apetece.
    Yo que con los años pierdo la vergüenza para con las muchachas o para decir lo que se me antoja. Ojo que no soy ningún vejestorio y estoy de muy buen ver. En este sentido la naturaleza ha sido generosa conmigo.
    Somos quienes somos y no podemos cambiar eso. Quien repele su pasado y raíces conmigo no da lugar y eso que yo,… no lo quería decir, soy Jimi Hendrix

    Jimi

  8. 08/04/2010 18:14

    Mi querido Eduard: primero que todo las disculpas inmensas por no haber pasado a visitarte, la explicación olería a excusa barata, agravando sin duda la falta y no quiero faltarle el respeto a tu inteligencia.
    Me quedo con la simpatía con la que te refieres a este señor, caso dramático de heridas cortopunzantes autoinflingidas, un harakiri público y permanente, una suerte de masoquismo, un posible personaje para tus “cuentos negros” dicho sea de paso.
    Aunque hay mucha gente como él, hay pocos como tú. Si le aguantas la verborrea es porque el hombre te hace gracia. Has aprendido de él como se aprende de un abuelo o de un padre, aguantando la perorata, buscando el mensaje subliminal entre todo el discurso. Te excusas con la comida, el vino y la lectura, pero ambos sabemos que eso no es difícil de encontrar con la misma o superior calidad a lo largo y ancho de las Españas. En el fondo le quieres y esperas con esperanza que así como te han sorprendido los suecos, este caballero un poquito avinagrado por su propia porfía, te sorprenda también.
    Eso mi querido, unico, grande y nuestro, Eduard, en mi tierras flacuchentas y desgarbadas de este lado del mar, se llama amistad.
    Un abrazo

  9. 07/04/2010 20:50

    No, no hubo otro propósito. Quise hacerlo de esta guisa en contraposición de tanto texto negro, así que obviando la pequeña siesta del viaje, la ilustración partió del Mediterráneo con la misma sonrisa que llegó al Atlántico. Y aunque la plantilla sea de quien fuere, contenido y el modelo son punto y aparte. Mira que incluso me la voy a premiar con una estrellita Rate This.
    El valor que necesité tal y como está el patio para reírme de mi mismo, en mi entorno familiar de visiones psicopáticas, simpáticas y metafísicas.

    Os daré más. !!!! No lo dudéis.!!!!

  10. 07/04/2010 18:39

    Creo que por vez primera en tu blog, haré caso omiso de las palabras (que ya han sido suficientemente comentadas, además) para concentrarme por entero en la ilustración. No sólo porque me parece oír el clac clac clac de los huesos verdes y magenta del viejo Andy que se revuelven en su tumba, sino por el modelo…. ¡el modelo, caramba! Me encantan ambas fotos, por encantadoras y alegres. No sé si el propósito original era otro, pero eso es lo que llegó de este lado del Atlántico. Me encanta la composición warholiana. Me encanta lo explosivo de los colores y los muñecos que acompañan al riente en su carcajada. Especialmente el conejo. Bueno, la bruja no se puede despreciar tampoco, aunque aparezca sólo de manera parcial. ¡Sí, sí, sí! BIS, BIS, BIS. ¡Queremos más!

  11. 07/04/2010 10:10

    Gracias por decir la tuya Concha. Deduzco que no tratamos sobre una paranoia personal ya que todos conocemos al clásico enterado de pan duro, que sin saber sabe, que sin leer, sabe, que sin escuchar, sabe, siempre más que nadie. Y como puntilla, tiende a gala clavar las banderillas de la soberbia con consejos negativos para desmotivar tu arrojo cuando decides lanzarte, no fuera que consiguieras lo que el no pudo ni podrá.
    En muchas ocasiones, podemos hallar las respuestas más acertadas en el filósofo que habita bajo un puente, las otras, las gastronómicas probando caldos con denominación de origen y escuchando piezas sinfónicas imposibles de asimilar sin los efectos del alcohol (EL tipo al que me referí terminó convenciéndome para asistir a un concierto de sinfónica que se dio un domingo por la mañana. Mi sorpresa fue, a pesar de mi esfuerzo por dejar que la química de la música produjera algún efecto, sorprendí a mi tutor roncando a pierna suelta, pues hasta babeaba en su siesta matinal. Después, al terminar, me explicó que controlaba los tiempos para dormir, pues formaba parte del manual del buen oyente) Como decía, las que pudieran parecer mejores suelen ser superfluas, artificiales y hasta esencia de la más pura mentira.

  12. Concha Huerta permalink
    06/04/2010 20:17

    Que razón tienes respecto a los consejos de los intelectuales. Cuantas veces he seguido las indicaciones de algun librero o amigo y me he encontrado con prosas obsoletas o amargas. Recomendar un libro es muy dificil. Lo único sabio que podemos hacer es describir si nos genera algun sentido. Luego cada cual que escoja y decida.
    Un saludo

  13. letrasdeagua permalink
    06/04/2010 19:03

    no lo puedo evitar ¿acerca del autor? ¿desnudo integral? ¿bmw en vino? ¡dependerá del vino! ¡digo! pero allá voy a “leer” sobre el “integral” autor

    abraçada gegant

  14. 06/04/2010 18:43

    Letras de Agua, me turba usted. Claro que soy yo mismo y más fresco que la pescadilla del día. Le aconsejo que acerque la flecha de su ratón arriba a la derecha del blog, que se detenga bajo el tipo que fuma en pipa que no es más que un desdoblamiento de mi personalidad, y debajo de la leyenda NARRACIONES Y CUENTOS, observe que la primera opción es aquella que reza, ACERCA DEL AUTOR…al mismo tiempo que es el camino que la conducirá a datos personales y fotografías de mi cuerpo en desnudo integral para goce y disfrute de las lectoras más simpáticas de mi Blog.
    Tenga en cuenta que soy como elBMW en vino. No digo más, pues a buen entendedor palabras sobran.
    Abraçada Cósmica i força per avui amb el Barça

  15. 06/04/2010 18:31

    Suelo devolver todo lo que prestan fanou, y perder todo lo que suelo prestar. Un día te invitaré a pasar una velada con este contacto divino al que me refiero y tengo constancia de que jamás se dignará a leer el blog de nadie.
    El te explicará como es el mundo con una sinfonía de violonchelo de autor pakistaní del siglo XVII de fondo para amenizar el aperitivo, durante la comida te soltará la historia cultural de China que ayer por la noche tuvo a bien repasar para poder dar las cifras geográficas y demográficas de cada siglo, cada guerra, cada generación, luego con los postres entrará con los autores de temáticas matemáticas y los pedos del cosmos, el ruido que nos descentra y parrafeará afirmaciones enteras de filósofos alemanes, con el café y la copa te propondrá otro solo de violonchelo mientras te muestra libros del siglo de oro español, también asegurará haberse leído el Quijote cada Verano, en chino y en latín.
    Te encantará Fanou

  16. 06/04/2010 18:17

    Además de coincidir con lo descrito, estimadísima y queridísima Anne con la habitual elegancia que te precede, te confiaré que Je serai enchanté ton meilleur et plus terrible étudiant du français.
    À toujours

    intelectuaL es un concepto obsoleto hoy por hoy, un porte, como bien dices, que apesta a rancio y está pasado de moda.

    Perico de los Palotes

  17. 06/04/2010 18:00

    Yo hago parecido MicroBigBang, me gusta descubrir libros de poco calado publicitario y llevarme alguna que otra agradable sorpresa. La libre salta cuando menos lo esperas.
    Salud y…3-1 per aquesta nit

  18. 06/04/2010 16:42

    JM Morales, errata corregida. Aún con eso, sé que volveré a errar en la próxima ocasión, pues siempre que intento hacerme el sueco, me pasan estas cosas. También así los visitantes pueden comprobar que no soy amigo del copia y pega, corrector o demás ayudantes robóticos, etc. Soy esporádico y alegre como el gas de la Fanta de Naranja al abrirla.
    A cambio del detalle le daré un consejo gratuito, aguantar por aguantar, es mejor no aguantar ná de nadie que ná nos aporta.
    Le voy a dedicar una pequeña entrada publicitaria para que no diga después de los catalanes.

    Ánimos, Mica a mica es fa la pica

  19. 06/04/2010 16:06

    Creo que el tío Stieg Larsson es sueco y no suizo, y afortunado usted con ese amigo del que aprender, aún a costa de aguantar. Yo tengo algunos que aguanto y no aprendo ná.

    Se me ocurre que en la próxima cena, le comente el librazo “Historias de Tellerda”… apuesto a que seguro que no lo conoce. Juas.

  20. letrasdeagua permalink
    06/04/2010 13:01

    Tu “Sinceridad en Sociedad” es una crónica perfecta de una lucidez “aparatosamente sencilla” (la expresión es de Carlos Herrera). Lo fácil de leer (o contemplar) es siempre muy complicado de elaborar o requiere de un “entramado” interior que alcanzan muy pocos. No conozco ni los estamentos literarios o artísticos por lo que sólo puedo añadir (un toque de superficialidad) que con lo bien que escribe usted, tenemos que estar hablando de un BMW de la más alta gama. Muy guapo además si estoy en lo cierto (que las fotos sean usted). Abraçada devota, aunque haya pasado la semana de pasión (entiéndase el empleo del término en sentido cultural en este caso).

  21. 06/04/2010 12:43

    Moraleja: los Intelectuales, (la mayuscula es intencionada, los que se describen a si mismos con minuscula me caen bien), tienen una pose que a menudo apesta. En cuanto a los escritores suelen hacer muy buenas críticas de los autores muertos y ninguna, o sí es el caso, muy malas de los vivos, no vaya ser que les hagan sombra! Muy bien visto Eduard…y muy bien escrito.
    A bientôt mon cher,
    ta prof de français.

  22. 06/04/2010 10:40

    ¿Devuelves los libros que te dejan? Debe ser así, sino no te dejarían seguir expoliando la biblioteca.
    Comer rico, beber rico, leer gratis a cambio de aguantar a un pedante…
    Si puedes aprender de ello, de todo ello, bienvenido sea…
    Saludos tras este puente largo.

  23. 06/04/2010 7:48

    Parece que hay un tipo de personaje que se clona o que se da en todas partes. Yo también conozco alguno.
    Como intento aprender a escribir, leo mucho, me dejo aconsejar por los que saben más que yo y a veces me dejo seducir por alguna novela que ni tan siquiera es digna de ser reseñada. La lectura es un placer que hay que mimar.
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: