Skip to content

▶ Lilly´s Club, Striptease para Blancos

19/05/2010

SERIE ETIQUETA NEGRA Ilustrator EB

Para Lilly La Noire resultó amargo no morir a tiempo, lo sentía en el corazón, pintándose la sonrisa en la cara, los ojos, las cejas, las mejillas. Todos los finales son dolorosos, pero ninguno lo es tanto como el del desamor, el desamor de aquellos amantes que la mantuvieron, a los que mantuvo, a los que deseó y a los que amó.

Lilly La Noire regalaba rubíes a los hombres que la hacían gozar, la elegancia de sus gestos la precedía, una dulce perversidad en la mirada turbadora y fascinante, ambas virtudes fundidas a un cuerpo condecorado con unos pechos magníficos, anchas caderas y largas piernas. Rubia natural e inteligente. Quienes la conocieron contaban que poseía un diamante por corazón, precioso y duro.

Pero para llegar hasta aquí habría que remontar años atrás, cuando una joven Lilly llegó a Nueva York con una maleta de ropa y otra llena de dinero.

Lilly´s Club fue la inversión, el burdel más emblemático de la ciudad. Los hechos transcurrieron del siguiente modo: Llegaron los sicilianos a negociar su protección, Lilly aceptó con una condición, conocer al Jefe de la familia, Toni Giuliano. A los seis meses se casó con el hijo menor de los Giuliano, Víctor Giuliano.

Lo más extraño del asunto fue que además cayó bien a la estirpe, mujeres incluidas. Jamás se la trató como a una extraña. Por aquellos tiempos las familias resolvían sus rencillas a lo grande.

El esposo de Lilly acabó contando chistes a los peces, bajo la aceitosa superficie del río Hudson, atado de manos y con cien kilos de cemento encadenados a los tobillos. Los autores, esbirros de la familia Trezza, se personaron en el club de viuda con la intención de expropiarlo. Lilly se mostró de acuerdo, pero con una condición. A los pocos meses ella y el hijo único de los Trezza de Córcega, Andolini Trezza, unieron sus vidas en Sagrado Matrimonio. Para colmo de lo imprevisible, enseguida encandiló a sus nuevos parientes. Ella rebosaba felicidad, viviendo los sucesos con naturalidad y una sobria resignación, con una sonrisa para cada ocasión y cada hombre.

La guerra por el tráfico del alcohol abrió las puertas a todos los asesinos a sueldo del estado de New York. A Andolini le acribillaron dos pistoleros a la salida de un combate de boxeo amañado, por venganza y por peculio. Lilly enviudó de nuevo, sin embargo, lejos de abandonarse a la pena o la soledad, continuó al frente del Lilly´s Club.

El local se convirtió en terreno neutral para desahogo de todos los bandos, La Madame trataba por igual a los negros de Harlem, a los judíos de Queens, a los latinos de Manhattan, pero por encima de todos, a los italianos del Bronx. La Madame disfrutaba por igual la compañía de unos y otros. De compañera pasó a ser confesora, madre, padre, hija, hermana, puta, niña, muñeca.

Una noche intervino en una trifurca con hombres de clanes rivales. No fue la última ni la única vez. Llegó a ejercer de tal modo su influencia que terminó por ser considerada una más, con sus beneficios económicos y los consecuentes riesgos que comportaba tratar con la mafia.

Corría el año 1930. La gran depresión, miles de trabajadores vagabundeando y deambulando de un estado a otro, huyendo de la pobreza en pos de la supervivencia, la delincuencia aumentó y las leyes se endurecieron. En el Lilly´s Club hicieron acto de presencia unos detectives procedentes de Boston.

Lilly La Noire fue detenida por el asesinato de su primer esposo William Benbow, y por haberse fugado con el dinero del seguro de la ferretería que quemó en Boston con él dentro. Lilly se entregó con una condición, pero entre la fiscalía no pudo hallar pretendientes a su genio y figura.

Treinta y dos años después La Noire se ganaba la vida vendiendo flores a la entrada del club que en un día fue suyo y que hoy era un salón de baile (Un Striptease) para blancos estirados. Era respetada en el barrio aunque malviviera de la limosna de los hipócritas, como mínimo no recibía las palizas de las bandas callejeras.

Lilly acariciaba la idea de que jamás hubo de ser vieja y fea. Envidiaba aquellos muchachos italianos e irlandeses que murieron jóvenes y felices en brazos de la venganza o el poder. El calendario se encargó de mantenerla con vida para escarmentarla de sus pecados y su soberbia.✔

24 comentarios leave one →
  1. Perico permalink
    25/07/2010 12:22

    Muy atrasado y para que nadie me lea.
    Una letra para un precioso tango gardeliano.
    Un abrazo .

  2. 25/05/2010 12:08

    Me has descubierto Chrieseli, yo estuve allí. Cómo sino iba a obtener esa privilegiada información ???

    Esta es tu casa, ya lo sabes.

    Un abrazo´s

  3. 24/05/2010 20:45

    Paso por aquí y me sorprendes, con esta historia que parece la hubieras visto, olido, sentido y atestiguado a ciencia cierta desde tu palco en las sombras, con un cigarrillo en la boca y las manos en la libreta de notas.
    Te ha quedado muy redondo y firme, te ha quedado a tu altura. Mi venia al Padrino de la novela negra🙂

  4. 24/05/2010 12:23

    Fanou, si hubiera transcurrido un día más sin saber de ti, la sección de desaparecidos ya había recibido mis órdenes para enviarte un Mail de salvamento. La orden ya estaba en trámite y a punto de salir, depositada en la bandeja de urgentes.

    He te aquí, el destino me dio la respuesta con la paciencia que yo no tengo.
    Un placer leerte de nuevo y tenerte cerca.

    Edu

  5. 24/05/2010 12:16

    🙂

  6. Letras permalink
    23/05/2010 10:47

    INFO NOTA: Debería estar estudiando pero estoy paseando por los Blogs de algun@s de tus comentarist@s que tenía pendientes. [El de M es una maravilla que parecere (comenta precisamente en una entrada que nada es lo que parece) mostrar una Serena Inteligencia] Merci Beaucoup por servir de puente a cosas nuevas.

    INFO PHOTO: Photo España 2010 repasa el trabajo de la argentina Adriana Lestido que tiene una serie fabulosa de mujeres en penitenciarias. Mira si puedes visitar su página.

  7. letrasdeagua permalink
    21/05/2010 19:41

    Eduard. Tengo una amiga [ambas somos muy slow a lo que añado que aunque ella es un lince quien escribe es muy down] que suele decir con mucha calma “vamos a ver, vamos a ver, vamos a ver” cuando alguien es demasiado rápido. Igual ayer hice de nuevo una broma poco oportuna. Si es el caso lo lamento en el alma. Iba con todo mi cariño.

    Borges. Sé que lo has leído todo. Sé que no dejarás de leer nunca. Sólo que en un comentario de hace mil siglos me pareció que no te gustaba la metafísica en Paz o la matemática en Borges. Me he equivocado.

    Western. Me refiero con investigación a ampliación que no a comprobación si ha podido parecerlo aunque espero que no. Pero lo quiero aclarar. Me interesa la búsqueda de uno mismo. Me interesa la lucha contra uno mismo que es al final siempre la única lucha. Me interesan las historias de colonos. Me interesan los orígenes de Nueva York. Me ha gustado tu comentario.

    Prostitución. Muy delicado asunto. Sabemos que la calle está más llena de lo que pensamos de muñec@s rot@s que suelen cargar con duras historias personales al alcance de cualquiera que intente profundizar con sensibilidad. Sabes que no me es indiferente la marginalidad. Sabes que he trabajado en una penitenciaria. Sabes que en raras ocasiones me tomo tus relatos como un simple divertimento.

    Por cierto. Hoy en prensa aparecen de nuevo mis chicos de Daroca en la versión más light pero también interesante. Si alguien pasa por aquí puede leer el artículo o curiosear el vídeo de ZTV.

    http://www.heraldo.es/noticias/sociedad/palabras_suenos_que_cruzan_las_rejas.html

    Abraçada.

  8. 21/05/2010 18:59

    Letras, gracias por haber sentido el relato y sus conjuntos, que son los daños colaterales de la vida de esta mujer. Recogiendo el testigo del anterior comentario para Charlotte, me reafirmo en que la calle está llena de Lillys, de Paraísos Perdidos y Muñecas Rotas, ocurre que sus estrellas ya no brillan, pasan desapercibidas en las colas de los comedores públicos o vendiendo flores a la puerta de los clubs.
    Gracias también por pensar que podía no gustarme Borges, y mi pregunta es ¿Por qué? ¿No hago perfil para leer a Borges? Si me han de atar para no lograr hacerme con libros. Hoy me he agenciado Mosquitos de William Faulkner, y si no me vigilan mañana me agenciare otro par. Me han cortado la línea del móvil, ya no soy nadie, pero nunca me quitarán la libertad de leer lo que me de la gana, que es muchísimo.
    Espero que en tu investigación no hay metido la pata, puesto que no compruebo lo que digo si disparo muy rápido, como ha sido el caso (Comentario en blog de Jusamawi, para quien se pierda de la conversación)

  9. Concha Huerta permalink
    21/05/2010 18:56

    Lilly La Noir. Vaya pedazo de mujer. Que buen ritmo el de este relato. casi puedo escuchar la música tras cada episodio.
    Un saludo

  10. 21/05/2010 18:50

    Charlotte, no voy a hablar mucho sobre mi madre, al contrario de Almodovar, sólo que tal vez la hice sufrir en exceso y no fue por mi culpa, aunque durante mucho tiempo lo creyera gracias a la ceguera apostólica de mis hermanos.
    Pero si te diré que he tenido muchas amigas prostitutas, con las que he bebido, he reído, he salido, pero jamás he negociado placer. Son mujeres normales que un día cruzaron una frontera moral y para qué seguir, la sociedad no perdona, la culpa es el arma para robar la identidad. Guardo recuerdos fantásticos de una época pasada. Enfermeras, estudiantes, madres solteras, todas con problemas económicos y sin más salida.
    Hoy ya no me muevo por esas áreas ni niveles, pero lo que se ve es que van a peor, se las usa, se las vende, se las maltrata y las devalúa, cuando no se las mata.
    Siempre hay anormales que se dedican a hablar de lo que ignoran ignorantes de su propia ignorancia. De pequeño, corrían bulos de hombres que repartían caramelos con drogas, nosotros siempre estuvimos alerta y, para nuestra frustración infantil, nunca nos dieron nada.

    Si bien, si tu gustas de volver a empezar a explicarte, no hay problema. seré paciente.
    Adivinanza: Cuando me nombras me rompes, ¿Quién soy?

  11. letrasdeagua permalink
    21/05/2010 18:04

    El relato es fabuloso Eduard. Desde luego no me parece ni una femme fatale ni una mantis sino una perdedora absoluta que recibe además de las palizas de las bandas callejeras [cuánta pena he sentido por ella al leer esos golpes] el peor de los castigos de manos de un calendario.
    Estáis cinéfilos precisamente hoy que me espera noche de cine pero me cuesta imaginar una actriz para Lilly probablemente porque desde el principio la he imaginado con el rostro de la fotografía.

    PD Gracias por el Fabuloso comentario sobre el Western. No conocía los datos que aportas sobre los que seguro investigo. Especialmente el libro de Borges que no he leído. Pensaba [ignoro por qué me hice esa idea] que no te gustaba Borges.

    Oh! Bette Davis no pero ¿Joan Crawford? He pensado en ella por el Western.

  12. 21/05/2010 17:32

    Eso que he dicho antes lo veo reflejado en el respeto que manifiestas hacia todas las mujeres que describes, hacia tus femmes fatales.
    Cambia mucho la perspectiva si el que las describe es una persona que ha tenido una relacion sana y normal con su madre, de respeto y amor.

    En esta sociedad en la que he tenido el privilegio de desarrolarme moralmente me he topado con muchos elementos que desprecian a las mujeres (de la clase que sean) y he llegado a la conclusión de que si las desprecian incluso odian es porque no han tenido una relacion sana con sus respectivas madres. No si se me entiende bien a donde quiero llegar.

    Al leer este relato en concreto me vino a la cabeza un malnacido que aprovecho mi inocencia para contarme historias absurdas sobre las mujeres, especialmente sobre las que han llegado aquí a prostituirse. Durante mucho tiempo me imaginaba a las prostitutas como monstruos que atraían a los padres para apartarles de sus familias. (era muy niña)

    Sé que idolatras a las mujeres y no he querido insinuar nada sobre el sindrome de Edipo ni mucho menos. De ser así, yo misma estaría enamorada de mi padre porque me encantan los hombres, no te digo.

    En fin espero haber aclarado esto si no es asi hazmelo saber y vuelvo a empezar jajaja

  13. 21/05/2010 16:35

    Primero yo me excuse pero llevo 3 días sin dormir como Dios manda y segundo no retiraré nada de lo dicho. Me reafirmo and I stand my ground.

    Soy responsable de lo que digo no de lo que tu entiendes padre, con todos mis respetos. Ahora me voy a trabajar o hacer como que trabajo un rato y vuelvo para contar a tu sorprendente interpretación. Que pinta Edipo aquí?
    OMG.

    Tendré que explicarme mejor la proxima vez.

    Much much sleepy love for both of you.

  14. 21/05/2010 14:50

    Inaudito indeed.

  15. 21/05/2010 9:53

    Ahora si te doy la razón. Tómate un descanso. ¿Acaso dejaste la medicación de golpe? ¿Te diste un golpe en la cabeza? ¿Es de cuando te caíste de la cuna?

    Cierta es mi idolatración a la mujer, al erotismo de su cuerpo y a ese templo para la conservación de la especie. De esto a lo que dices hay un trecho como el Cañón del Colorado. No obstante pagaría por que explicaras que encadenamiento de razones te ha llevado a esta conclusión de Edipo y tuya.

    Verdad es que amo a las mujeres por muchas razones, me entiendo mejor con ellas que con los hombres; algo inaudito dadas mis rudas costumbres y mis peores compañías masculinas. Sin embargo, albergo que el mundo sea un gran matriarcado, dirigido por féminas inteligentes. Pero esto son ideas particulares que hoy no vienen a cuento.

    Si bien, sólo por haber tenido la valentía de lanzar este comentario tan osado te juraré amor eterno, amor de colega, pero amor sincero a fin de cuentas.

    Te voy a recomendar otra película de culto, director y guionista de culto mejor dicho, Alan Rudolph y la película es INQUIETUDES. ¿A qué no te decepcioné con la Reina del Desierto? Después de verla hay que quedarse al menos quince minutos digiriendo lo visto. El guión es perfecto, intimista al tiempo de ritmo delictivo, con miradas desde distintos personajes, ingenuas, picaras, traidoras, Búscala y dispara Charlotte. Ese es mi deseo para tu fin de semana. Tu verás. Creo que te daría mucho a pensar además de divertirte viéndola, pues no es ningún tostón existencialista ni nada parecido, aparece Divine, un personaje ambiguo de los 70, hermafrodita y raro, del cual hablaremos cuando la hayas visto.

    Un besazo y un abrazote estepario.

  16. 20/05/2010 23:46

    Sabes lo que veo en tus relatos?
    Un profundo respeto y amor por tu madre y por las mujeres en general.

    [puedes no publicar esto] Solo es una observación, una suposición, una conclusión mia.

    Abrazos fuertes padre

  17. 20/05/2010 23:41

    ¿Esto es parte de un futuro guion de cine verdad?

  18. pipermenta permalink
    20/05/2010 17:10

    Padrino: Tú si que sabes!

  19. 20/05/2010 16:02

    Traducido, el relato es un éxito desde que os inspira cine y actores de tanta categoría en el cine negro de los 50, desde Sicilia, la mafia, el Padrino, Cappra y Bette Davis, esta fusión de personajes en la suma de los comentarios es un regalo para los sentidos, es el deleite para mi persona vanidosa, la soberbia para mi orgullo.
    Nunca podré agradecer tantísimo halago, ni quitaros el merito de seguir apareciendo por aquí.

    Gracias.

  20. pipermenta permalink
    20/05/2010 12:35

    No estoy muy de acuerdo con Micros, los papeles de la gran Bette siempre fueron humillados al final. Sus frías y despóticas miradas se elevaban por encima del bien y del mal. Difícilmente se la vería bajando esa dura mirada a la vez que, con un nudo en la garganta, vendiese las flores en la puerta de su antiguo club. Eso creo. Que igual estoy equivocada y el papel la vendría de perlas para hacerla más humana. Buen relato. En el frío asfalto eres capaz de mostrarnos la dura vida de entonces. Aquella que engrandecía y aplastaba en la misma medida.
    Excelente Eduard

  21. 19/05/2010 22:36

    Cambio de registro pero no de personaje. Este más especial, no es una femme fatale, sino una mantis.
    Me ha gustado mucho la protagonista, me recuerda un tanto a “Un ganster para un milagro” de Frank Capra (salvando las distancias por supuesto, pero Bette Davis pudo hacer el papel)
    Salut

  22. 19/05/2010 20:37

    Un relato con garra, personalidad que resalta de forma contundente a la protagonista, una mujer de armas tomar. Por que caminos me habrá llevado el escritor que Lilly me cae fenomenal y siento mucha empatía con la viejecita vendiendo flores?
    Mis más respetuosos saludos al Padrino,

  23. Claudia Ibañez permalink
    19/05/2010 15:23

    Ay personas que prefieren el castigo de la mafia y el “morir en batalla” que el de la vejez cuando viene decrépita…perfectamente entendible para esta mujer. Qué habilidad, contar una vida en varios párrafos, claros, contundente y limpios. Mis reverencias Señor Eduard…Un abrazo.

  24. 19/05/2010 13:29

    Oooooh, wooow! Mmmm!

    No recuerdo haber visto anteriormente a los descendientes de mis ancestrales antepasados por aquí….. eso lo pone muy muy interesante. Sicilia, la vieja Sicilia….. Te salió muy bien; estilo boceteado, con trazos firmes y sueltos y luego pinceladas de color justo donde hace falta algo de definición y nada más.

    Like it. Aaaaah, la cosa nostra…..!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: