Skip to content

► Cuento de Extracto Exacto

23/08/2010

OJO UNIVERSAL /CATS

…Recuerdo que sentí deslizarse la página entre mis dedos y aquí se acabó la historia….

Uno de los cuentos que el viejo Stone regala a la joven protagonista

► Me levanto a las seis y media, como cada mañana durante los últimos siete años. Desde que un injusto cáncer se llevó a mi Mercedes. Los huesos molidos, los músculos entumecidos, el vientre suelto y la próstata por explotar.

Después de encender la luz de la cocina, corro al baño. Al terminar, de regreso a la cocina, me detengo un segundo en el salón de la televisión para dar vida a los personajes del informativo matinal. La gente que vive sola sabe cuán importante es escuchar las voces de la caja tonta, un estúpido antídoto para disfrazar nuestro exilio social.

Las voces me acompañan a la cocina mientras preparo el café. Al pasar por delante del dormitorio me giro hacia la cama, revuelta y abultada. Una mala noche, todas igual desde que ella partió.

La cafetera, ajada y deslustrada, resopla el hervor interno, como el alegórico reflejo de mi estampa, deformada y descolorida. De regreso al baño, con las tripas retorciendo su trayecto hasta el dolor sordo e infame, indecoroso para la sociedad del progreso. Con todo, una perpetua tortura fisiológica.

Maúlla la gata tuerta, con su infinito bostezo insiste en guardar reposo. Ambos nos comprendemos a fuerza de sabernos durante años. No obstante, es extraño que no se haya levantado para continuar el complejo cometido de cercar mis pasos de arrastre. Si bien, los dos nos hemos separado de la manada y amagado de la luz, esperando a que la oscuridad nos engulla con el curso del tiempo.

A la vuelta, con una mano agarrándome el cinturón del pijama y la otra por delante, como si de un arma se tratara, presta para disponer las piezas del desayuno. No es que la primera comida del día me importe mucho, es a razón de la cantidad de pastillas que debo tomar, las que me manda la doctora. En el frigorífico tengo pegado un papel amarillo con la lista.

El maullido de Blanquita, una broma de nombre si la vieran hoy, me hace asomar de nuevo la cabeza al dormitorio, todavía en penumbra puesto que la ventana permanece cerrada y la cama por hacer. En lo alto del remolino de sábanas y mantas, Blanquita maúlla sin abrir el único ojo con el cual mira el mundo, este ojo es de una belleza indescriptible e ilimitada, en su interior es posible contemplar las maravillas del universo. Es un animal especial, como lo fue para los egipcios, como lo es para la gente que ama a los gatos.

Hablamos de conducta anormal cuando existen variaciones alrededor de nuestro protocolo personal. Blanquita nunca antes se mostró así de perezosa, aún menos tan charlatana; quizás se sienta mal, aunque no es lo que parece cuando alza el cuello abriendo los bigotes como un abanico.

El café me ha revivido de tal modo que decido no tomar la medicación. Un acto impropio por mi idiosincrasia y disciplina habitual. Entonces caigo en la cuenta, los dolores han menguado hasta desaparecer.

Cierro el interruptor de la cocina, la televisión y regreso al reino de las sombras, ignorando hasta qué nivel. Entro en el dormitorio, los ojos acostumbrados a las penumbras, estiro los dedos de la mano para tocar la gata, ella se frota contra mi mano ronroneando desde la profundidad. Destapo las mantas y hallo mi propio cuerpo dormido en paz, yerto y muy solo, como los estamos todos ante la magnitud del último viaje. Blanquita rodea mi yo durmiente, invitándome a quedarme en cama, en serena armonía y paz.

Asiento con una caída de párpados. Penetro lentamente, fundiendo mi cuerpo cansado debajo de la cobertura. – ¿Mercedes? ¿Mercedes? ¿Estás ahí? – Susurro consciente de haber atravesado la línea que separa la vida de la muerte. – ¿Mercedes? – Insisto.

Shhhh. – Ella me pide silencio dejándose abrazar, cosiendo su alma a mi alma, como dos epílogos enamorados en un último útero. Siento su espíritu, su vientre, sus pechos, sus ojos y su amor. Blanquita nos calienta desde la cima de la cama por hacer.

El ojo universal cerrado al mundo de los vivos.

15 comentarios leave one →
  1. 28/08/2010 10:45

    Cuentos autobiográficos más denuncia social. Desde mi más sincero punto de vista, la mezcla promete y mucho. A los jóvenes nos encanta saber que han estado haciendo nuestros padres de jovenzuelos y además nos encanta quejarnos de todo el sistema y luchar contra el cuando se pueda.

  2. 27/08/2010 11:34

    El ambiente hospitalario es mal conocido y plagado de tópicos” Eso es una verdad bien dicha, un dragón de dos cabezas.
    El médico me ha MANDADO tomar estas pastillas.
    Un ejército de abogados prestos para defender la negligencia más atroz.

    Y el mío un proyecto, además de novel, arriesgado, pues dudo que encuentre a nadie con lo necesario para denunciar la piramidal mentira de la cobertura sanitaria pública, donde al margen de un tanto por ciento de profesionales dignos, el resto representan la desinformación, la vanidad, la arrogancia, la codicia vinculada al negocio de las grandes farmacéuticas, los regalos que nuestros sanadores reciben por prescribir ciertos medicamentos, y un largo etcétera.
    La novela en si cruza varias perspectivas que describen las carencias y los métodos, ésto ocurre mientras el viejo narra su biografía a través de sus cuentos y describiendo épocas pasadas en distintos países de Europa, al ritmo de algunos eventos populares.
    Con lo que voy a decir que, incluso para mi pobre opinión deformada, el proyecto es bueno, pero difícil de colocar. Si cantara flores y encima lo hiciera en catalán, las posibilidades se multiplicarían.
    Tras el presente alegato me paro a descansar un rato.

    De todas todas, agradezco los comentarios que ha suscitado, pues son indicativo de que gustaría de leer, ello me anima no a corregir pero si a repasar cronologías y demás detalles importantes, a añadir o a quitar, quizás reforzar el núcleo narrativo.

    Arsenio Lupin

  3. 27/08/2010 1:33

    Yo pienso que está bien lo que haces. Muchas grandes novelas han sido publicadas previamente por entregas. Tú decides hasta donde contar y cuando.
    El proyecto suena a bastante más que eso.
    Mi primera sensación al leer estos tres previos es la de querer más y eso siempre es bueno. No están cerrados. El ambiente hospitalario es mal conocido y plagado de tópicos. Rómpelos. Los personajes prometen mucho. las promesas no se rompen. No las rompas. Escribe y escribe y, por favor, no corrijas tanto.
    Me puedo equivocar pero yo diría que tu único peligro es el la tentación del exceso de corrección. No caigas en ella.

    Fantomas Vuelve.

  4. 26/08/2010 11:17

    Gracias de parte de los gatos, también son sensibles a la crítica.

    Micro, me da que regresas bastante reciclada de las vacas. La primera y haz sitio.
    ¡Barça forever!

    ¿Cómo es posible que me digas esto? Ma petit gala Yo que tengo en cuenta tus críticas y opiniones, e incluso hasta tus suspiros y ausencias.

    Demasiada Calor para mi pobre sesera. Besitos y Muchas Gracias por las visitas.

  5. 25/08/2010 12:32

    Opino lo mismo que M, no publiques más, sino tu novela de inédita no tendrá nada. El personaje tiene buena pinta, lo describes a través de sus costumbres, de su entorno, una técnica literaria que aprecio mucho.

    Hasta luego ojo universal cerrado a mi mundo, me tienes en el olvido y no entiendo el porque.
    A pesar de todo te mando muchos ánimos.

  6. 25/08/2010 8:26

    Vaya sorpresa me deparaba el regreso, si lo sé llego antes. No sabes como me alegra saber de estos retazos de tu novela. Si mi opinión sirve de algo, creo que de haberla cogido entre mis manos (desconciendo que es tuya) habría pedido leer más.
    Emocionante relato, al final casi me saltan las lágrimas.
    Salut
    PD: Ja tenim la primera.

  7. 24/08/2010 23:34

    [cosiendo su alma a mi alma, como dos epílogos enamorados en un último útero] joder de donde sacas estas genialidades?

    Coincido con M, deja de darnos letras a cuentagotas…me muero repito me muero de Impaciencia pero me aguantaré hasta poder acariciar la cubierta del libro.

    PD: tus gatos son perversamente bellos.

    me voy a sumir en el mundo de las penumbras…solo espero no soñar esta noche con Kurtz

    ApocalipticaNow

  8. 24/08/2010 22:02

    ¡Fuerza eduard!

    Sé lo que es eso ya que, confieso, me encuentro en un proceso similar. Estoy (con viento a favor) terminando mi primera novela después de años de escritura y corrección. Es más, entre el 7 y el 13 de septiembre me instalaré solo con mi PC y mis notas en una casa en el medio de las sierras de San Luis a liquidarla.

    Mucho me ha servido leer el prólogo de los Doce Cuentos Peregrinos, de Gabriel García Márquez (sobre todo la parte del por qué de ‘peregrinos’).
    Abrazo!!

  9. 24/08/2010 21:44

    Ernesto, amigo, gracias por tu confianza. Acertar o no, aquí lo importante es editar. Eso lo veo más difícil aunque no improbable.

    Piper, no la guardaré celosamente, pero si la corregiré durante unas semanas, o meses, pues la escribí muy deprisa. Debe de haber más de una laguna. No quiero desaprovechar la historia. A mi también me gusta.

    Concha: Excelente interpretación, las palabras adecuadas en el tempus adecuado.

    Blopas, a medida que leo vuestras impresiones me lo creo un poquito más.
    Corrigiendo, calculando, cronometrando,

    Un enorme abrazo para los Mejores Críticos

  10. 24/08/2010 20:10

    Puedo imaginarme al viejo Stone escribiendo para su lectora, y me intriga la evolución del personaje de ella y la relación entre ambos. Este cuento está logrado. Me ha gustado eso de que los dolores menguan cuando no toma la medicación. Si tan sólo lo hubiera descubierto antes… Quizás esa gata tuerta nunca se lo dijo.
    ¡Abrazo!

  11. Concha Huerta permalink
    24/08/2010 11:33

    Conmueve este relato tuyo de rutinas a las que nos aferramos para intentar alegar la soledad de la perdida que al final se impone en el mundo de los muertos vivientes. Un saludo

  12. pipermenta permalink
    23/08/2010 23:22

    Puede que necesite ser inédita. Pero si la guardas tan celosamente puede que te pierdas lo que todo escritor le apasionaría saber sobre su obra. Lo que opina la gente corriente sobre lo que escribe.
    Y me quedo con ganas de descubrir que le ocurre a este hombre.

  13. 23/08/2010 21:13

    Pues no hay duda, la acertarás. Y llevando la contraria a M, seguramente por egoismo, me fascina saborear uno de los cuentos, por ello la novela seguirá siendo inédita (sólo un poquito espiada).

    Creo que en este texto has conseguido hacernos sentir y experimentar el ambiente y las sensaciones del protagonista.

    Un abrazo.

  14. 23/08/2010 19:12

    Tienes razón. Ya no meto más. Me dejé llevar por recalar críticas y opiniones.
    Bueno, total tengo 140 páginas más. Quizá la acierte, quizá no.

    Besitos.

  15. 23/08/2010 19:05

    Eduard, por favor!!!! Una novela, que yo sepa, para publicarse debería ser INÉDITA! Bueno, lo es en los concursos… pero… no sé, siento que no está bien. Es todo. Quizá me equivoco. Quizá no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: