Skip to content

▶ Extracto Violento

27/09/2010

Un libro esconde Secretos, Verdades y Mentiras

Con la rueda trasera del coche despidiendo la gravilla del arcén, derrapando a 120 kilómetros por hora en la curva de la carretera comarcal.

El palo parecía haber salido bien, sin heridos; pero actuamos como paranoicos creyendo que la pasma nos pisaba los talones. Nada más lejos de la realidad.

El Kike, agente de La Policía Nacional, padre de cuatro niños, con nombre y apellidos impresos en la lista negra de Asuntos Internos, nos estaba llevando al huerto; estaba seguro.

Desde mi posición de copiloto logré vislumbrar como manipulaba las sacas del dinero. Formaba parte del plan, al najar del banco soltaríamos el material en su carro, aparcado a cien metros del nuestro, con el cual acordamos seguir a una discreta distancia.

– ¡Míralo Tarta! Míralo, madero de los cojones, está metiendo las zarpas en las bolsas, está pillando unos fajos. Hijo de mala madre cabrón.

Con las prisas, durante el atraco, sería de locos detenerse a contar los billetes. Lo cierto era que nuestro policía entró en el plan bajo una maldita y dudosa decisión de última hora.

De repente, al incorporarnos a la autopista del Mediterráneo, pisó el acelerador mientras probaba de perdernos por segunda vez.

– Písale, písale. Quiere dejarnos atrás. Hijo de puta. El tiene las pipas y la pasta. Es un perro de la bofia. Sabía que terminaría por jodernos.

– Espera, no voy a perderlo. Míralo, lo tenemos delante.

– Si, míralo. ¿Eh? ¿Por qué acelera? Quedó muy claro cómo teníamos que actuar. Mierda. No podemos ir tan deprisa, superamos la velocidad límite. Los radares de la Guardia Civil nos detectarán. Joder.

30 minutos antes:

Apenas salimos cagando leches de la sucursal, nerviosos a causa del pánico escénico y en contra de lo pactado, echamos a correr.

El Kike nos vio llegar a través del retrovisor con las bolsas y las armas al descubierto. También advirtió la pareja de bañistas con el niño pequeño que nos cruzamos a la carrera. Se asustó, no hay duda, el muy cabrón se cagó vivo y trató de rajarse en el último instante.

Justo con el primer golpe de volante para salir del aparcamiento recibió el culatazo en la ventanilla.

– ¿Qué pasa Kike? ¿Te abres sin nosotros? – Dije apoyado al techo del carro, con la vista clavada al final de la calle que desembocaba junto al mercado viejo. Una calle de casas sucias con muros altos y viejos.

Oírme pronunciar su nombre, todavía acrecentó más paranoia. Al mismo tiempo, mi actitud tras el cañón del arma, le sugirió sopesar una segunda opción. Abrió la ventanilla trasera y, como era lo acordado, arrojamos las pruebas al interior del vehículo.

– Pista, que salgo. – Dijo al acelerar. Hizo retroceder el coche y avanzó bruscamente hacia el centro de la calle.

– Joder, de repente el madero tiene prisa. – Grité justo en medio de la calzada de una única dirección con motivo de la estrechez, vacía por la caída vertical del sol. 35º a las 14,45 AM.

– Estás muerto, perro.

– Mierda – Censuró el Tarta con acento corrosivo – Espera a recuperar el parné.

Sonreímos mirándonos el uno al otro con perversa inquietud.

Llegamos enteros al punto de encuentro, un piso franco en un polígono urbano del Hospitalet.

Los billetes y las armas.

– Te voy a matar chivato cabrón.

– Venga, no te cortes valiente. No tienes huevos.

Nos faltó tiempo para regalarnos unos empujones cargados de agresivos insultos. Nos retamos a muerte al comprobar las recámaras de las automáticas. El madero se pasó una mano rabiosamente por la boca, como si acabara de beber sangre y se limpiara los labios temblorosos.

Ambos nos encañonamos sin saber realmente lo que iba a suceder.

El Tarta, ante el riesgo de un esporádico cruce de bellotazos en el inmueble de su propiedad, impuso una tregua apuntándonos a la cabeza con un revólver del 38, ora a uno, ora al otro.

– Vamos cabrones. Ahora mismo vamos a ver si hay cojones. Me lo vais a poner todo perdido de mierda, pero a cambio me quedaré con vuestra pasta. Bastará para limpiar la sangre de la moqueta. ¿Quién tira primero?

El asunto se tornó sombrío y turbio. El madero jamás sería el primero en apretar el gatillo, le faltaba valor, del Tarta podía esperarse cualquier reacción, a más con un arma cargada, yo sólo actuaba por instinto, nunca esperé que la situación se me fuera de madre. Sonriendo venenos como las serpientes, retrasamos los desafíos hasta el anochecer.

Cada uno aseguraría el hierro y cogería su parte del dinero, a continuación, nos haríamos humo. Era la segunda parte del plan. Abajo, en las calles colindantes, pobladas de macilentos negocios y comercios pobres y desiertos, se hallaban estacionados los automóviles de curso legal.

20 comentarios leave one →
  1. 30/09/2010 21:54

    De nada, ♥ de melón.

  2. 30/09/2010 16:06

    Lady M, sin lugar a dudas clavaste el comentario, el momento para escribirlo y a esencia aún estando fuera de contexto.
    De hecho le has dado tal cantidad de vida al retal que parece que pueda llegar a convertirse en una energía psicocósmica con permiso para matar, amar o morir.
    Excelentes palabras de aliento que mi corazón agradece.

  3. 30/09/2010 15:59

    Jordi, a ver si consigo que te ponga sin el casi, entonces deberé entender que te gustó al 100%100

  4. 30/09/2010 7:39

    A pesar de estar escrito en jerga, y no precisamente gitana, que de esa ya me has hecho un glosario a la medida y a pesar de tener vino en la cabeza, y estar un poco perdida en el desenlace, (que no existe realmente, ya que sabemos que es “un retal”)…. me gustó mucho por la soltura que percibo que tiene. Es como si contaras una conversación que tuviste ayer en la esquina. El drama y la emoción negra, no sé cómo se la echas encima, pero ahí va… y se siente y te alcanza. Y te aprieta un poco el cuello, quieras o no quieras.

    No te creo que sea la última, pero te seguiré la corriente.

    Un abrazo abrazado para ti y de nuevo WLL. Mañana será otro día.

    Miss Scarlett

  5. 30/09/2010 2:33

    Me gusta cómo evoluciona eso, casi me pone..

  6. 29/09/2010 12:00

    Piper: Lo que yo admiro es la capacidad de soportarme que tenéis algunos, pues mi escritura no es más que el vano esfuerzo por plasmar las voces de los que siquiera conocen nuestra existencia.
    Os reconozco tan o más capaces que yo mismo para este tipo de género, sólo que uno ha experimentado por aquí y otro por allí, con éstos o con los otros.
    Con todo, tu comentario, es, sin quitar importancia a los demás ni en sueños, el resumen más explícito del conjunto: El abuelo y sus batallitas (Por rebajar la violenta realidad del tema)
    Como me gustaría poder editar la historia y con las cartas boca arriba enseñar la verdad de este viejo Stone y su joven amiga de penas, pero me quitaría posibilidades de edición.
    Creo en mi historia porque creo en mis personajes, un día bebí de la vida con ellos, y esto me da cierto derecho a narrar según que actuaciones.
    PD Y faltan los extractos donde los recuerdos del abuelo nos trasladan a sus feroces amantes de antaño. Sexo. Que otro ingrediente podría faltar, sexo duro, puro y amor duro y extremo.

    Un abrazo de tot cor

  7. pipermenta permalink
    29/09/2010 11:40

    La novela negra es uno de los géneros más difíciles de conseguir, al menos a mí se me escapa. Sin embargo me encanta su lectura. Admiro a quien es capaz de hilar un texto de estas magnitudes. Y he podido comprobar que a ti se te da de lujo. Entro en la trama y me veo inmersa en la vorágine de escenas y personajes. Los redimo y asesino a tu capricho. La evocación del abuelo y su particular forma de contarlo le da un giro endiabladamente original. Tu extracto conduce al lector en múltiples visiones, como si fuéramos los protagonistas y nos sentáramos al volante del auto que imaginas. En la carrera, el alucine de la velocidad nos transporta hacía la incógnita de tu incuestionable maestría.
    Sinceramente; te admiro. Admiro a quien posee la mágica virtud de hacer creíble, lo cotidiano.

  8. 28/09/2010 22:59

    Mil gracias por tu visita Concha. Me haces un honor con tu presencia y tu comentario; celebro que te haya gustado el extracto (sólo es el pedazo de un capítulo de la novela).

    Nunca está de más darse una vuelta por los barrios fondos y respirar ese ritmo donde la vida depende de la ley del menos escrupuloso.

    Un abrazo

  9. Concha Huerta permalink
    28/09/2010 20:51

    Trepidante este relato tuyo de seres que se mueven en otro mundo un mundo marcado por la violencia y las armas. Impresiona el lenguaje de los diálogos perfectos para estos personajes marginales. Y las descripciones. Casi huelo el olor agrio de la adrenalina en ese piso franco. Que maestría tienen estos relatos policíacos. Un saludo

  10. 28/09/2010 16:52

    😀
    Cuidado con los abrazos mortales!

  11. 28/09/2010 16:46

    El más corrupto, sin duda, querida Anne, es el autor.
    Suspense en suspenso.

    Abraçada mortal

  12. 28/09/2010 16:43

    Novela negra negra con personajes a la altura de la trama. Me queda una duda, quien es el más corrupto de todos? Y hasta que extremos de violencia puede llegar la novela? Suspense.
    Un abrazo,

  13. 28/09/2010 7:56

    Cuan cierto es que la realidad supera la ficción. Son hechos basados en una historia real, y con todo, los personajes tienen reacciones extremas en situaciones límites que no casan con la lógica. Cosas de la vida.

    Celebro te gustara blopas y espero que vayas hacia adelante con tu proyecto.

    Cuidado con las balas y un abrazo.

  14. 28/09/2010 4:43

    Hola eduard. Cuando terminé de leer, mis impresiones coincidían exactamente con las de micromios, por lo que ya me contestaste😉
    De todas maneras, también pienso que cuando los dos se encañonaron sí sabían lo que iba a ocurrir.
    Saludos!

  15. 27/09/2010 21:10

    Y yo te voy a agradecer que te metas en el tema de lleno. Sin embargo, quizás tenía que haber advertido que es un retal de la novela que me traigo entre manos. Un trailer sacado de contexto.

    Estos tres personajes no desaparecen en este extracto, los tres tienen un papel más adelante que tal vez aclararía las circunstancias de cada uno de ellos.
    Con todo, a la vista de tu interés, te adelantaré que el Kike es un poli corrupto a quien las circunstancias empujan a convertirse en un infiltrado para salvar el culo.

    No colgué más pensando que se haría demasiado pesada la entrada y de paso, mantener la incógnita de la trama.

    Dudo mucho que seas negada para la novela negra. De hecho hay un montón de escritoras que comenzaron con la literatura romántica y acabaron con el suspense. Tu tienes un parecido perfil.

    Abraçada per dimecres i resta de la setmana. Ets un sol.

  16. 27/09/2010 20:49

    Voy a dejarte mi opinión, como lo imagino, prescindiendo de valorar el texto.
    Creo que en el flashback, se cambia la idea de como se presenta Kike, al inicio parece un tipo que se va a largar con todo y resulta que es un cobarde y no se ve claro si es poli infiltrado o corrupto. Por lo que el personaje se desdibuja mientras que el Tarta gana.
    Si se mantiene el personaje de Kike como un poli camuflado, la clave está en el radar, que los detengan por correr y de paso los trinquen.
    Si el poli es corrupto, el Tarta gana, se los carga y se queda con todo.
    Me gustó el lenguaje, adecuado al ambiente.

    No soy demasiado buena con la novela negra pero me encanta meter la nariz en todas partes.
    Salut
    Força per dimecres

  17. 27/09/2010 19:55

    Radical Ernesto.
    Grandes verdades que remueven las sociedades marginales, la verdadera realidad de la economía sumergida, un mundo paralelo donde a veces un pequeño error implica el rápido derramamiento de la sangre. Individuos que a cambio de una nómina estatal poseen licencia para matar, algo que no resulta tan fácil con los veteranos de los barrios fondos, nacidos para morir matando.

    Gracias por tus palabras y opinión.

    Abraçada

  18. 27/09/2010 19:37

    Conclusiones: “con la pasta no se juega” y “los maderos nunca son de fiar”.
    La segunda parte del plan queda en el aire, podría ser como se espera, o tal vez no, eso no lo sabremos nunca.
    No hay una frontera clara entre delincuente y policia, ni en atracos, ni en corrupciones, ni en submundo alguno, pareciera que siempre van relacionados.

    Impactante extracto.

    Abrazos.

  19. 27/09/2010 16:45

    De hecho se basa en los recuerdos fluctuantes de un anciano. Supongo que es el efecto deseado aunque también podría ser en lugar de efecto, defecto.
    Lo cierto es que intentar apoderarse de la memoria de otro siempre conlleva algo de surrealismo o simplemente negligencia.
    Gracias Xmna por tu comentario. Pues será el tuyo y el de los demás lo que me ayude a ver y sentir con otros ojos, y así hacerme una idea más clara de intención y resultados.

    Un abrazote

  20. 27/09/2010 16:15

    Parece una escena que se va alejando. Comienza en un punto preciso y luego se va.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: