Skip to content

► Primer Cuento del Extracto

07/10/2010

Fotografía de Gervais Courtellemont-1930

Primer Cuento que Máximo Stone le proporciona a Andrea:.. como era conocido el hospital por la mayoría de habitantes de Barcelona durante aquellos tiempos de transición lingüística; ✔ A Continuación Del Post de Introducción de Extracto Exacto:

Completamente hundido. Tan mal que siquiera era capaz de expresar lo que me ocurría con las palabras adecuadas. El insomnio, la depresión, la melancolía. Las últimas noticias respecto al estado general de las cosas resultaron fulminantes. Presionado por familiares y amigos, de finales fui a consultar a un Doctor, famoso por haber interpretado y documentado algunos síntomas demenciales durante su juventud.

Después de una profunda disertación sobre los males de nuestro mundo y sobre la cruz que arrastraba a nivel personal, me dedicó una mueca con signos de interrogación. Luego del suspiro a modo de prólogo, recitó:

Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé!

Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,

la resaca de todo lo sufrido

se empozara en el alma… Yo no sé!

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras

en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte

Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;

o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,

de alguna fe adorable que el Destino blasfema.

Esos golpes sangrientos son las crepitaciones

de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre… Pobre… pobre! Vuelve los ojos, como

cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;

vuelve los ojos locos, y todo lo vivido

se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé!❦

– Pero oiga, esto es un poema de César Vallejo. Yo vine para que me dijera que me pasa.

Protesté turbado.

Las enfermedades del alma sólo pueden explicarse a través de la poesía. La poesía es conocimiento y comunicación, aunque ambos conceptos sean, a veces, pura ilusión.

¿Entonces? – Pregunté, confieso que confuso y sorprendido a partes iguales.

Quinta Planta. Enfermedades del Alma. De momento y hasta que le den visita.

Concluyó, escribiendo en una receta los poemas a leer varias veces al día (antes de las comidas) que a posteriori me entregaría dándome los Buenos Días.

16 comentarios leave one →
  1. 12/10/2010 4:01

    Galeano, la historia y de Neruda tomo la praxis, la sensibilidad. Y es desapareció, ¡errata!

    Gracias otra vez.

  2. 10/10/2010 10:21

    Xmna, has tomado la mejor de las decisiones. Gracias por asomar, aquí siempre serás bienvenida.

    Blopas, un buen menú homeopático, adecuado para todos los momentos y conductas, ánimos y desánimos, vacíos y nostálgicos.
    Me ha llamado la atención el modo en como has confeccionado la lista, no sé si casual o a conciencia, dos representantes por nación, ingleses, latinoamericanos y españoles, dos de cada.
    Aunque no desprecio a ninguno (¿Cómo podría?) mi preferido es de siempre, en verso puro, Miguel Hernández. Los demás, casi todos están en mis estantes.

    Desbordes, me alegra de sobremanera que te gustara la entrada, los comentarios y el menú, nada despreciable, de blopas, no obstante a tu comentario convendría enmarcarlo en un cuadro.
    Desbordes destilas amor por el verso y la prosa, aunque déjame acompañar a Vallejo con Galeano o Neruda para abanderar Latinoamérica, que conste que hablo por boca de ganso, pues desde aquí, otro prisma poseo, pero la mía dejo.
    No te he corregido “desapreció” porque no sé si está bien o es una errata.
    De todos modos, gracias por el poema, es uno de mis favoritos, hay un tercero que no recuerdo el título, que habla sobre el metro cuadrado del personaje, el metro cuadrado como territorio vital.

    Un abrazo para los amantes de la palabra hecha verbo.

  3. 10/10/2010 1:37

    umm… desapreció la cita, era: la noche ofrece sapos, perros negros y cadáveres de ahogados…

  4. 10/10/2010 1:35

    Me ha gustado mucho, mucho, mucho… totalmente identificada, lo de blopas está lindísimo (homeopatía+poesía), no hay mejor receta para cualquier enfermedad o estado inestable de fragilidades o vulnerabilidad que la literatura.

    Respecto a Vallejo, no sé si decir favorito o el que ayudó a empezar a leer realmente poesía, uno de los mejores: Latinoamérica no sería lo mismo sin él -me refiero a las letras-, ni el mundo. Dejo un poema de Vallejo, otra receta para quien guste, y quien crea necesario, no necesita de diagnóstico y no deriva de ningún síntoma en específico -cuando es expuesto al público-: (talvez no venga tanto al caso, pero no está demás, lo he querido compartir y ya que se lo mencionó, en su honor)

    Considerando en frío, imparcialmente

    Considerando en frío, imparcialmente,
    que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
    se complace en su pecho colorado;
    que lo único que hace es componerse
    de día;
    que es lóbrego mamífero y se peina…

    Considerando
    que el hombre procede suavemente del trabajo
    y repercute jefe, suena subordinado;
    que el diafragma del tiempo
    es constante diorama en sus medallas
    y, a medio abrir, sus ojos estudiaron,
    desde lejanos tiempos,
    su fórmula famélica de masa…

    Comprendiendo sin esfuerzo
    que el hombre se queda, a veces, pensando,
    como queriendo llorar,
    y, sujeto a tenderse como objeto,
    se hace buen carpintero, suda, mata
    y luego canta, almuerza, se abotona…

    Considerando también
    que el hombre es en verdad un animal
    y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza en la cabeza…

    Examinando, en fin,
    sus encontradas piezas, su retrete,
    su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo…

    Comprendiendo
    que él sabe que le quiero,
    que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente…

    Considerando sus documentos generales
    y mirando con lentes aquel certificado
    que prueba que nació muy pequeñito…

    le hago una seña,
    viene,
    y le doy un abrazo, emocionado.
    ¡Qué más da! Emocionado… Emocionado…


    Kawabata cita a una poetisa acerca del insomnio: “”, cosas que se las combate con poemas como el de arriba, como los de Vallejo, frases como las de Borges o Baudelaire. Gracias por el enlace de arriba y muchos saludos!

  5. 09/10/2010 20:05

    🙂 ya lo había comentado, creo. La vida es sueño recurrente. Pero me da el pretexto para dejarte otro beso.

  6. 09/10/2010 15:38

    Genial la idea de la “poemoterapia” para el alma. Algo así como la homeopatía: tan potente como inofensiva. Ya lo dijo micromios, este tratamiento sólo puede tener efectos positivos o, al menos, neutros.

    Rp.:

    Neruda: imprescindible cada ocho horas.
    Becquer: sólo bajo las estrellas, en soledad.
    Baudelaire: en un prado lleno de flores.
    Borges: para los extraviados en el laberinto de la vida.
    Keats: para los melancólicos que nunca escucharon cantar a un ruiseñor.
    Miguel Hernández: uno por mes, al aire libre.
    Calderón de la Barca: para trastornos del sueño.
    Samuel Taylor Coleridge: para los marineros jubilados.

    Y así…

    Abrazo y felicitaciones!!

  7. 09/10/2010 10:17

    Voy a buscar más poemas de César Vallejo. Buen escrito.

  8. 08/10/2010 17:46

    Antes que nada hay película del libro??? Tiene que ser una obra maestra aunque no sé si superará al libro.

    Mi critica es la siguiente: es un libro crudo, real, sin prejuicios. Hay partes que me han dejado con la boca abierta, como cuando describe el entorno al dedillo, sentía estar dentro de esa habitación o viende ese enorme pájaro negro. El campo de tomates…el olor a queroseno…en fin la descripción se merece un aplauso. El olor a piña podrida persiste en mi nariz. La muñeca amarilla… No sé que decirte…es tan decadente y fascinante a la vez. Jamás desearía algo de eso para mi pero he disfrutado como una enana leyendolo. La sensación de el mundo bloqueado y sin futuro se percibe en el ambiente, drogas, prostitución y violencia…mezcla explosiva en una novela y dolorosa en la vida real me imagino.

    Es muy bueno, corto e intenso. Excitante a ratos y triste.

    Ahora voy a por Gaarder🙂

    Ahhh Sopa de Miso y el otro Murakami siguen en mi lista, al igual que Out.
    Te mantendré informado.

  9. 08/10/2010 16:01

    Fire, ahora sé que no pudo ser otro más que yo. Quiero que me des tu opinión sobre este escritor tan tan tan.
    http://desbordes.wordpress.com/
    Aquí hay un vínculo encadenado a este autor
    En serio, dame una crítica sobre el azul casi trasparente y te daré la receta de Sopa de Miso.

    Ton pere ONE

    Ernesto, no te aconsejaría yo eso, pues como digo siempre, al hospital sabes cuando entras pero nunca cuando sales. Aún siendo las terapias a base de poemas.
    Buenfinde.

  10. 08/10/2010 15:28

    Y se me ocurre preguntar: ¿no habrá ingresos temporales en ese “Andrea Hospital de sensacions i pau”? Sería un buen taller para reparar los males del alma.

    Genial y sorprendente texto el tuyo Eduard. Un placer leerlo.

    Abrazos.

  11. 08/10/2010 15:27

    Estoy aquí.
    Te confirmo tus sospechas, si te pasas por la casa de J en la habitación de los libros recomendados(http://jusamawi.wordpress.com/2010/07/25/yo-confieso/), verás que me acabo de leer el de Ryu Murakami.

    Volviendo al tema central.
    [Las enfermedades del alma sólo pueden explicarse a través de la poesía. La poesía es conocimiento y comunicación, aunque ambos conceptos sean, a veces, pura ilusión.] Qué bonito!

    Perdona mi ausencia tan prolongada, últimamente ando falta de palabras por eso me estoy refugiando en los libros. No creas que no te leo ehh, te leo religiosamente. La anterior entrada la lei muchas veces sin saber que comentar. Esta me ha llegado un poquito más y aún asi no sé que decir.
    Estoy en standby y parece que el gato se me ha comido la lengua.

    Gracias de corazón! un abrazo mi querido y nunca olvidado Lobo feroz

    La jóven de las naranjas, Jostein Gaarder

  12. 08/10/2010 10:37

    Eres mi crítica más benévola Anne, bueno creo que eres la crítica más benévola por antonomasia

    -la quinta planta del hospital, quizá la última, la que toca el cielo y el tiempo que pasa tan despacio que enloquece. –
    Aquí se detecta una experiencia en un hospital o similar. Un recuerdo que dejó huella. La frase igual me la quedo para justificar mis correcciones, con tu permiso claro.
    Tranquila que si hago pasta cuando se edite, repartiremos.

    Un abrazo altamente cálido
    Dr Hook and the Medicine Show.

  13. 08/10/2010 10:25

    Muy hermosa tu entrada Eduard. Tu texto, la poesía y la fotografía forman un todo melancólico que no puede alojarse más que en la quinta planta del hospital, quizá la última, la que toca el cielo y el tiempo que pasa tan despacio que enloquece.
    Un abrazo poeta,

  14. 08/10/2010 9:52

    Gracias Micro, siempre tan correcta y afable, nunca te olvidas de pasar, de dejar la tuya, de desear salut, de recordarme que estás ahí, pluma en mano, adelante, sin desfallecer, sin dejar de ser.
    Una abraçada i molte salut

    Te ha gustado mucho como la trucha al trucho, pero no volviste pronto, pues la presión te tiene apresionada.

    Quiero,- Aunque sospecho – me confirmes de dónde sacaste la firma de Azul casi trasparente. Eres una lobita traviesa.

    Más o menos, siempre por aquí.

  15. la que se da por aludida permalink
    07/10/2010 20:57

    Volveré pronto. Lo acabo de leer desde el trabajo y asi no hay quien comenté bajo tanta presión.
    Me ha gustado mucho.
    Poemas con receta qué bueno!!

    Hija del cristal azul casi transparente🙂

  16. 07/10/2010 19:49

    Muy hermoso Eduard que te receten poesía para las enfermedades del alma. Lástima que no digan nada de si da resultado pero como decía mi abuelo, daño no le va a hacer, al contrario.
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: