Skip to content

► Extracto Desaparecidos

22/10/2010

Canódromo Meridiana

El Canódromo Meridiana se inauguró en abril de 1964 y su diseño vanguardista mereció el premio FAD (Fomento de las Artes Decorativas) de Arquitectura de ese mismo año:

El propio Kike soltó el rumor durante la cuarta carrera de aquella tarde.

– Mil duros al 5-2 cruzado. No hay fallo. El 2 sale más que el 1 que además de morder se abre, el 1 se pegará al culo del 2 y apartará al 3 y al 4, entre el 5 y el 6, el 6 es un penco, hará último. Las últimas tres carreras del 5 ha salido ganador o colocado.

– El 2 trae buenos tiempos de los otros Canódromos, ganador, ganador y colocado en 425 mts. – Apuntó el corredor del Kike, tullido, ayudado de muletas, con gafas de culo de botella y una buena mata de pelo cano. Dijo esto agitando los últimos veinte programas, donde tenía anotados los resultados y tiempos de cada carrera y perro, padres y madres de los lebreles, peso anterior y actual, nacionales o de importación.

Después del alboroto provocado por la persecución de la liebre mecánica al unísono que los seres racionales del Canódromo voceaban a los galgos.

– Tira 5. Ábrete 2. 1 Cabrón. Etc.

Boletos rasgados, maldiciones y, los más afortunados, cobros en taquilla.

Sentado con los colegas alrededor de una mesa de la terraza, desde donde se apreciaba casi todo el circuito al completo, el Kike se pronunció con una camaradería más falsa que una moneda de siete.

– El coche del Algarrobo está precintado por la brigada de anti-atracos frente a la Central donde, por suerte, tengo guardia.

Los presentes se miraron entre si, después miraron al vacío, después volvieron mirarse atónitos.

El Kike contó los billetes, ojo avizor a su alrededor. Sin advertir la presencia de los agentes especiales del CESID, a tal distancia, que incluso uno de ellos, siguiendo el consejo del corredor de apuestas, cobró la carrera.

El infiltrado, pretendiendo pasar por uno de los nuestros, nos vendió uno tras otro, colaborando con el CESID al mismo tiempo que negociaba con el Comisario de Estupefacientes, Chato Morales.

La Operación Telón de Acero seguía su curso.

A los diez minutos recibí el soplo en medio de una timba de póker. A pesar del trío de damas, tiré las cartas boca abajo y dejé un par de talegos por las molestias. El resto de jugadores me lanzaron lacónicas sonrisas de circunstancias. No paré ni a por calcetines limpios. Lola me guareció en una idílica aldea de los Pirineos. Carretera, tabaco y manta.

Bosques, ríos, lagos y montañas, lejos de la estridente metrópolis, nuestra pasión obtuvo fruto en medio de la naturaleza. Una niña preciosa que llevaría con orgullo el nombre y los apellidos de mamá.

El resto de la banda caería en los días sucesivos, en colaboración con la científica y demás cuerpos de seguridad que se habían estado ocupando de los seguimientos y las identidades, hasta dar por zanjada la operación con un saldo de diecisiete detenidos, siete de ellos condenados a prisión sin fianza por pertenencia a banda armada y una veintena de delitos más, otros nueve en libertad vigilada con cargos y según la versión oficial, el décimo, un tal Richy de la Barceloneta, fallecido accidentalmente al huir de la policía cuando cayó por el hueco del ascensor de un tétrico edificio centenario, después de subir siete pisos a la carrera y a oscuras.

Los confidentes tienen la manía de morir jóvenes, de acabar sus historias en las letras de los boleros, un tango o unas rancheras; en cárceles, tabernas oscuras o callejones sin salida, sus asesinos suelen ser los chulos más bravos, los funcionarios sobornados y los amantes despechados.

La operación se desarrolló bajo el control de la Brigada de Anti-atracos en colaboración con el Grupo Especial de Estupefacientes, a cargo del Comisario jefe Chato Morales. Desde la sombra, el CESID tomó buena nota de fechas y nombres.

A Enrique Poza, alias el Kike, lo destinaron a otra Comisaría. Su traslado significó más de lo mismo en otros distritos de la ciudad. Después de algunos juicios, traiciones y un divorcio traumático, acabó por desaparecer.

Años más tarde, los investigadores del CESID informaron que bajo los edificios de ciertas empresas inmobiliarias y constructoras se hallaban los cadáveres de los confidentes desaparecidos durante la dirección del Comisario. El método empleado era, una vez asesinados, tras rebozarlos en cal viva, arrojar los cuerpos al hormigón que cimentaba los pilares de las obras  al amanecer, horas antes de que los camiones volcaran el cemento in situ.

El Comisario de marras, los informadores, los inspectores y hasta los más capullos del trullo, de sobras sabían que jamás ningún juez osaría ordenar el derribo de un edificio de cuarenta pisos para escarbar en sus entrañas aunque existieran indicios para encontrar los cadáveres de las supuestas víctimas.

16 comentarios leave one →
  1. 29/10/2010 21:42

    Novelas aparte, esta basado en hechos reales, con maderos que no sé si aún andarán sueltos. Sólo que en lugar de en San Francisco sucedió en Madrid, sino en más ciudades.

    Un abrazo.

  2. 29/10/2010 20:18

    Esto merece una novela aparte.
    Por lo demás, excelente.
    Una asociación: Stone (Mike) se llamaba el teniente de Las Calles de San Francisco. ¡Saludos!

  3. 25/10/2010 19:08

    Xmna, eso ha sido un piropo muy halagador, de pocas palabras, justas y precisas. Un chute de motivación que aprovecharé para escribir un rato más.
    Guerra a la vulgaridad.
    Abraçada

  4. 25/10/2010 18:57

    El final me deja esperando. Muy bien escrito, lo leí y al final pensé que escrito de cualquier otra manera habría sido aburrido. Tu lo haces diferente.

  5. 25/10/2010 18:04

    Estimada Claudia, agradezco vuestra paciencia y tesón, porque entiendo que no me estoy portando bien dejando de escribir cuentos y relatos, pero la novela me trae de cabeza, y puestos a tener poco tiempo lo empleo en ella. De este modo me parece aprovechar mejor la labor.
    Y cierto es que son piezas que al final encajaran como en un puzzle, pero necesito creer que la dejo impecable o al menos que no se rían en la editorial.

    Un abrazo y ánimos

    Admirado Ernesto, ignoraba que Carabanchel hubiera tenido un canódromo, pero ahora que lo pienso, ¿Por qué no? No coincido en que fuera un mundo oscuro, aunque si coincido que la visión desde el exterior si debía reflejar esa imagen, pero en Los Perros de la Meridiana conocí los tipos más profundos y auténticos, era un ambiente que transpiraba mucha vida y poco trabajo. Los asiduos, de todas clases, mirones, domingueros, jugadores, propietarios de perros, desempleados, yonquies, policías, taquilleros, pobres, ricos, casados, soleros, etc. Era un cajón desastre donde cabía todo el mundo que respetara las reglas, pues tenían en común, reitero, poder jugar y tener dinero sin la absurda necesidad de un trabajo.
    Así, con el tiempo, la confianza y el roce, terminabas hablando de asuntos turbios y conociendo sus afinidades más provechosas.

    Un abrazo.

  6. 25/10/2010 13:17

    Me has hecho pensar en el antiguo Canódromo de Carabanchel aquí en Madrid. Recuerdo a un vecino de mi abuela que lo frecuetaba todas las semanas, propietario de galgos que participaban y que en alguna ocasión siendo yo niño me llevó con él. Lo tengo asociado a un mundo oscuro y con personajes algo patibularios que apostaban y gritaban como energúmenos.

    Tu relato me ha sorprendido por la variedad de matices que presntea y que, como ya han señalado, constituye un magnífico mosaico en el que se entremezclan diferentes historias.

    Abrazos.

  7. 24/10/2010 19:06

    Gracias a que llego algo tarde, entiendo algo más. Mientras leía me preguntaba lo mismo que M (si era de la misma novela) pues tampoco me sonaba la conexión con los extractos anteriores.
    Parece ue será como un caleidoscopio, múltiples imágenes, tonos y formas para armar una única historia: buenos elementos querido Eduard!. Un abrazo.

  8. 23/10/2010 18:06

    Jajajaja! OK.

  9. 23/10/2010 17:37

    Están,…… enamorados, no diré más nada hasta que no me llame un editor.

    Kiss Big

  10. 23/10/2010 17:32

    Ah, pues de ahí sale el entusiasmo, está enamorado. (-:

  11. 23/10/2010 17:24

    El narrador, el viejo Stone, que se enamora de la joven Andrea, es quien, además de los cuentoss, va contando diferentes etapas de su juventud, en distintos países y contextos. De hecho hay una sucesión de aventuras de amor desde Berlin hasta Ibiza, al unísono existe una caja con documentos aportados por el viejo que destapan una trama financiera de varios ….
    En fin, son los personajes, su idiosincrasia y sus circunstancias quienes estructuran la historia

  12. 23/10/2010 17:11

    Parece escrito con gran entusiasmo, Edu. ¿Estás seguro de que es de la misma novela? Es como de un mundo diferente, con otro ritmo, otros personajes, otra luz… no puedo imaginar cómo haces para que encaje. Me recordó los cuentos de gitanos de los viejos tiempos. Sólo faltó el alterego de MAD.

  13. 23/10/2010 10:28

    Pero Micros, seguro que si, yo recuerdo la época del trapo. Se les rompió la liebre y tuvieron que esperar unos meses a que llegara el repuesto. De todas todas a los perros les da lo mismo que sea una liebre o un picatcho, ellos corren tras un bicho que corre delante de ellos.
    La ironía de las carreras de galgos reside en el perro listo, el que viendo de lejos la jugada, da media vuelta para esperar a la libre.
    Carrera anulada, perro malo para competir, pero el más listo de su camada.
    PD Sin comentarios sobre los lebreles que dejan de ser competentes para correr.
    PPD El perro de los Simpson es un galgo recuperado de un canódromo. Creo que existe el capítulo al caso que hago referencia.

    Un abrazo escritora.

  14. 23/10/2010 9:59

    Eduard, mis padres tenían un conocido que frecuentaba el canódromo, a mi me encantaba oír sus historias y sus quejas. Lo que más me sorprendió es que no había liebre sino un trapo con apariencia de conejo que hacía seguir a los perros. Yo no entendía muy bien como un trapo podia correr, por más que me lo explicaba yo veía un trozo de tela corriendo libre y los perros detrás. Cuando vi el mecanismo, seguí prefiriendo el trapo libre.
    Hablando del extracto, muy “eduardiano” y un tanto confuso para dar ganas de saber más.
    Salut i a pel gol.

  15. 22/10/2010 15:25

    Estimada y admirada Anne, déjame confesar que en realidad todavía no he bajado al subsuelo del argumento, mucho más tétrico y veraz. Sólo he dado unas pinceladas a la fachada, pues estos personajes, podían bien confundirse con otros reales. Y como ya sabes, la realidad siempre supera la ficción.
    Sombra y luz, apropiado para la voz protagonista.

    Abrazos recibidos, eres muy amable.

    El Guitarrista Manco

  16. 22/10/2010 14:27

    Me introduces en mundos subterráneos de canódromos, apuestas y tiros como quien tira de un hilo. Menos mal que el protagonista se aleja y se salva en un idílico paraje de los Pirineos. Sombra y luz.
    abrazos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: