Skip to content

El Calor de la Bandeja de Entrada

14/09/2011

Cuando la Inspiración Mata

Aún mostrándome reacio a una nueva entrada, la cantidad de mails recibidos me obliga.

 Quien diga que internet es frío debería ver mi bandeja de entrada. El total de correos electrónicos que recibo a diario. HP, Cannon, Epson, Apple, Dropbox, WordPresss.com News, Dell España, Segunda Mano, Ebay, Vademecum e-Boletin, Renault Servicios, Boletín arquiNETWORK, Yamaha Music, Fnac, Nokia, entre otros de lo más pintorescos.

 Para ser honesto debo confesar que después de la interacción con otros blogs durante los últimos años, de entre los referidos arriba recibí tres mails personales.

 En la actualidad me lo curro de corrector a todos los niveles, aunque priorice el literario. Ando metido en la ardua empresa de la escritura. Ello me ha llevado ha recuperar algunas entradas de meses atrás. Cuentos Depredadores con un fondo de calidad en cuanto al centro neurálgico de la historia en sí, pero mal estructurados, con errores garrafales y cojos de sintaxis.

 Al entrar en el campo de los comentarios he hallado grandes elogios, notas de solidaridad, reflexiones sobre la temática. He descubierto como verdaderos bodrios llegaron a tocar el cielo.

 Sobra decir que también recibí interesantes respuestas, críticas, cínicas, inteligentes, ingeniosas y preñadas de buen humor. Blogeros (Colegas) con algo que aportar de quienes guardo los mejores recuerdos.

 Tengo a gala analizar los pasos que doy a cierta distancia, desde una perspectiva remota. Rectificar errores, corregir conductas, si no puedo cambiar lo que veo, procuro mirarlo desde una óptica diferente. Esto sólo es posible desde un prisma imparcial, externo y distante en el tiempo.

 En suma, son días de tecnología punta, de indigestión mediática, de prisas, urgencias y crisis de todas clases (Para todas tiene remedio la OMS) Sólo queda adaptarse o morir.

Yo vengo de muy abajo

y muy arriba no estoy,

al lector mi palabra doy,

porque estoy en mi elemento

y aquí valgo lo que soy.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Enriqueta permalink
    13/11/2014 20:24

    Qué placer está siendo haberte encontrado después de tanto tiempo, en medio de tus relatos. No me canso de leerte querido Eduard. Siento que haya un parón en tu escritura, solo espero que vuelvas pronto por estos lares porque de verdad que estoy pasando muy buenos ratos con tus relatos.

  2. 21/09/2011 23:46

    Ah! Tenía en mente 400 páginas. Es decir que lograste bajar, hasta ahora, un 12,5%. Eso está excelente!

  3. 21/09/2011 19:27

    + la soledad y la duda, amigo Pablo, es un ejercicio de voluntad como pocos para los que no hemos sido tocados por la gracia divina y nos empeñamos en hacer lo imposible para, a través de la pluma, emular una época, un escenario o una fantasia.

    De últimas me cuesta horrores hacer comentarios de cortesía, por lo que la asamblea de majaras ha decidido que mañana haya sol y comentar sólo aquellos blogs que como poco me turban con sus contextos.

    Se acabaron las páginas en blanco, hay que ponerse. Escribir es para mí un proceso existencial, como lo fue pintar o ser músico. Incluso hasta agente comercial. Covertir el trabajo en tu objetivo y disfrutarlo.

    Con lo de la etiqueta negra me has tocado la fibra, me cago en la… De hecho estoy en la fase final de mis 350 páginas, consolidadas y creo que corregidas. Ahora es cuando me explayo comodamente en colocar pullas, censurar sinónimos y tirar de humor negro. Pero me pasa igual que con la pintura, nunca la veo terminada, siempre hay algo por retocar, quitar o poner.

    Después de repasar los Relatos Depredadores y caer en todos los errores que tuve a gala cometer, no quisiera tropezar en las mismas piedras si aspiro a concursar en la Champions League.

    Agradezco tus ánimos y te aseguro que son un estímulo mayor.

    Millón de gracias.

    – Harry Stephen Keeler –

  4. 21/09/2011 18:31

    Querido eduard
    Tardé varios días en que se me fuera el rubor de la cara. Tus comentarios fueron increíbles en cualquier contexto de análisis. Yo lo he dicho mil veces y lo sigo haciendo: la escritura pasa más por el comentario positivo, el estímulo, la ‘buena onda’, la frase constructiva, incluso la palmada en la espalda, que por lo que se escribe en sí. Escribir no es fácil. Debe ser como soplar y hacer botellas (tarea complicada si las hay). Sin embargo, el alma humana tiene esa fuerza incontrolable que a ciertas personas nos impulsa a poner nuestro interior en palabras y mostrárselo a los demás. Aplaudo de pie a los escritores. Y por eso creo en lo que digo: comentar, estimular, felicitar.

    No creas, eduard, que tus comentarios quedaron en el blog. Los atesoro y los llevo conmigo como algo trascendente que me obliga (en el mejor de los sentidos) a esforzarme a escribir mejor y, principalmente, a sacudir un poco las cabezas de los eventuales lectores.

    La tarea de corregir no es menos ingrata que escribir. Lo sé porque también trabajo corrigiendo. Tutta la forza, entonces. Avanti, a no aflojar. Tanto yo como todos los que pasamos alguna o muchas veces por los Cuentos Depredadores sabemos de tu calidad y de tu locura para atar (y de paso, extrañamos la etiqueta negra, eh?).

    Un fuerte abrazo del primer comprador de tu novela (autografiada con pluma, por favor 😉
    Roxett

  5. Enric permalink
    19/09/2011 18:28

    Un placer volverte a leer

  6. 18/09/2011 9:36

    Contextuo romántico lejos de la química entre dos personas. Creo en el romántico que se sienta solo en los parques de otoño a leer poesía, quien goza con la nostalgia que conlleva hojarasca y serenidad, quien hace equilibrios en la fina línea que separa declive de la melancolía.
    Poco después de la una de ayer noche estaba yo en silencio, sentado frente al televisor apagado, fiel a mis medicamentos y a mi dolor físico, con los pulmones llenos de humo de regaliz. Esa fina línea que separa el dolor del no dolor. Esa transición mágica que produce la química cuando mi ajado recipiente me implora dejar de sufrir.
    De pronto, saber que justo al tiempo cruzaban tus ojos por mi ventana, leías y escribías, es el chute de ánimo que necesitaba para este domingo gris, acotado para los fantasmas y festivo para los sentidos.
    Tenía decidido un matinal mustio y umbrio, pero al encontrar a alguien con una bandeja similar (Confieso que M me había desconcertado), bajaré a tomar café y a por el MentirosoPress, luego gritaré al cielo hasta que salga el sol.

    Dave Matthews

  7. 18/09/2011 1:07

    Estoy más solo que la una justo cuando acaba de dar la una. Una suave música me acompaña en esta lluviosa noche de septiembre. Soledad y silencio que dicen los poetas. Vengo sigiloso a tu casa y por primera vez en meses ya no hay sopa de caballo para cenar. Me encuentro con los ojos de mentira de un vencejo y con una bandeja de entrada muy parecida a la mía. Me pierdo en las nuevas palabras y, te lo confieso, me ha gustado la sensación de sentir la casa habitada. Últimamente tenía la impresión de pasearme por una casa deshabitada y, te confesaré también, no me gustan los fantasmas a pesar de que no existan.

    Welcome back home

    Rasputín

  8. 14/09/2011 20:58

    Adorado depredador,

    El día en que yo piense que todo se trata de mí, estaré de manicomio cuando menos. Yo no me he dado por aludida de nada. Creo tener una inteligencia normal que me permite saber lo que he escrito y lo que no, y comprender lo que tú quieres decir, hasta un punto… inteligencia y bola de cristal no siempre son sinónimos.

    Todos tenemos derecho a pensar y a decir lo que pensamos. Sin embargo, las cosas son lo que son son, a menudo con independencia de nuestros pensamientos y deseos.

    Abrazo de vuelta, my ♥

  9. 14/09/2011 18:02

    Insustiuible Universo, ¿Por qué te das por aludida sin más? ¿Por qué todas estas reaciones? ¿Para estar segura de qué? Tu error te lleva lejos de la realidad. Creo que te subestimas sin razones para hacerlo.

    Es una reflexión en voz alta que me demuestra una vez más que la sinceridad en estado puro no cabe en la red.

    A nadie en especial me dirigo. Hablo del mundo blogero y expongo mis impresiones. Acaso seré yo el único que haya percibido que existan distintos tipos de intereses a la hora de colgar una entrada. Unos coleccionan comentarios creyendo que así sus blogs son mejores, otros prefieren la discreción y un número menor pero más conocido, otros habrá que les importe un pimiento que les respondan o no.

    Durante una temporada que hice de comercial cobrando a comisión, había un índice de calidad con el cual se medía la consistencia del contrato. Habían vendedores que haciendo la mitad de contratos cobraban el doble de quienes conseguían superarlos en ventas.
    Vivimos tiempos de acopio brutal, de tanto tienes tanto eres. Si bien quedamos un grupo irreductible que preferimos decir las cosas por su nombre sin remordimientos de conciencia ni similares.

    De todas maneras me alegro de que me hayas leído y que hayas dicho la tuya, siempre bien recibida en esta casa. O acaso lo has dudado alguna vez.

    Estoy preparando una entrada que te gustara. Una anécdota de verano con animales de pico y patas entre los que me incluyo; cómo no.

    Una abraçada de tot cor

  10. 14/09/2011 16:59

    Cuando ví en mi espiador de WordPress que habías escrito una entrada, brinqué de alegría. Realmente, me puse contentísima. Luego, la leí dos veces para estar segura. No sé si sentirme insultada, triste, decepcionada, enojada, impaciente…. Así que simplemente me encogeré de hombros y te diré que la pintura me gustó, en especial el colorido, que es (como siempre) una pena que no se pueda ampliar más, que yo estoy muy bien -gracias-, que es una lástima que siempre haya despreciado profundamente la crítica, literaria y de cualquier especie, ya que de otra manera podría haber dedicado muchos de mis comentarios en tu blog a realizar profundos y académicos análisis sintácticos de tus letras. También te diré que me siento hasta cierto punto orgullosa de mi ignorancia absoluta sobre el tema. Y concluiré reiterándote que haces falta en la blogósfera, al menos en lo que a mí respecta, que –en otras palabras– no es lo mismo que estés a que no estés, que me alegra saber que continúas tu saga novelística y que espero que no hagas como Penélope (no la del bolso de piel marrón, la otra), que la termines, la vendas como pan caliente y disfrutes las mieles de la gloria, la fama y la fortuna a la mayor brevedad.

    Besos y abrazos mil, como si nada hubieras escrito.

    M-8 forever and ever

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: