Skip to content

Sanidad pacta con el Diablo – Sant Pau – Hospital

29/11/2011

® Ilustracion LOCODATAR ®

☛♿ Ambigua, siniestra, independiente, perversa. Complejo será hallar el adjetivo adecuado para la nave que surca entre los majestuosos edificios modernistas del Hospital de Santa Creu i Sant Pau.

 En los Maps de Google puede observarse a vista de pájaro como el pabellón rompe el estilo arquitectónico. En el plano bidimensional que ofrece la Web oficial del hospital, si uno se fija un poco, verá que el edificio es un cuadrado rectángulo de color gris sin referencia alguna.

 Esta crítica es fruto del ingreso como usuario homologado a los productos opiáceos del mercado farmacéutico. Derivado por mi mala salud anexada a los dolores crónicos; siempre según los facultativos, para estabilizar el aluvión de drogas legales supuestamente toleradas por la administración.

 En el interior de la Zona Gris se tratan distintos tipos de adicciones y desórdenes mentales. Está gobernada por médicos de la cabeza, enfermeros que ejercen de psicólogos y auxiliares que ejercen de enfermeros.

 En la Zona Gris tratan usuarios misteriosamente seleccionados, Dios sabrá bajo qué criterios. Usuarios bajo regímenes sutilmente carcelarios. No entraré al trapo en esta cuestión; no por considerarla un pormenor, si no por llevar un orden. Aún en el caso de poder denunciar irregularidades tan corrompidas como insolidarias.

 Para la introducción al meollo he decidido un subtítulo: La Zona Gris. ⚗ Evidentemente.

⚛ ✔ Para el prólogo un alegato directo. ¿Cómo debe sentirse un trabajador sanitario que se pasa el día cambiando de pañales a los ancianos seniles, soportando las histerias de los familiares, contrastando vómitos, orinas y diarreas, supervisando vías, empujando carros de medicamentos, volcando cuerpos flácidos y deformes sin más ayuda que la de sus brazos, sabiendo, o no, que a menos de trescientos metros, compañeros de su misma categoría matan el rato jugando al parchís, cantando, navegando por internet o haciendo la tertulia mientras toman café.

 ☛Desde su constitución en 1973, la Fundación Montserrat Montero se marcó como opción preferente la ayuda a los disminuidos psíquicos. En 1984 nace el Centro de Investigación y Tratamiento para los problemas de adicción (Citran) como entidad sin ánimo de lucro vinculada a la Fundación, que es quien la subvenciona con la intención de incidir específicamente en el campo de las drogas.

 ✪ La experiencia me ha enseñado a desconfiar de todo aquello que enuncia proyectos sin ánimo de lucro. Es una reacción que con los años se me ha ido inoculando bajo la piel.

✓ “La Fundación Montserrat Montero nació por iniciativa de mi padre, que quiso honrar de esta manera la memoria de mi madre”✓ dice Josep Sisquellas, hijo Biológico de Montserrat Montero y multimillonario por añadidura, en una entrevista para la Vanguardia el 7 de Julio de 1989.

 La leyenda urbana que corre de trabajadores a usuarios es que Montserrat Montero tuvo una hija que murió a causa de una sobredosis; a razón del trágico evento decidió obsequiar al hospital con la sala, denominada de modo usual como el Jonqui Palace.

 Hay que verlo para creerlo. Habitaciones individuales, sala de plástica, gimnasio, saunas, solárium, salón para la televisión, etc.

 Hace diez años, sufrí un ingreso a través de las Urgencias del referido Hospital y fui a parar al pabellón de Digestivos, donde compartía el mismo aseo con otros tres enfermos (Dos por habitación), sin contar a familiares y visitas. Padecí en mis carnes la experiencia para a posteriori contrastar la abismal diferencia de un departamento con otro.

 La estructura funcional de los servicios, el trato a los pacientes más graves, con televisión de pago y una única ducha para la sala entera.

 Hoy la imagen interna del Jonqui Palace es ésta: Usuarios echados sobre los sofás frente al televisor de la sala siguiendo los avatares de la Tele Basura. Dopados para no importunar, bien acomodados, alimentados y mimados. Aseos con duchas y bañeras individuales para hombres y mujeres y una cocina con un frigorífico a rebosar de libre acceso.

 Las actividades determinantes para la motivación y la rehabilitación trasformadas en talleres para tontos del culo. Pongo por ejemplo el de Artes Plásticas: pulseritas de hilo y medallones de plastilina. En el gimnasio, juegos con palomitas de playa y ejercicios físicos para la tercera edad. Ambos medios con material para la pintura, marquetería o escultura bajo llave. Pelotas para jugar al frontón, al baloncesto, etc. Las prohibiciones reducen la labor de los monitores a mínimos.

 No duré mucho. De hecho una médico de la cabeza decidió que después de cinco días ya estaba estabilizado. Un argumento tóxico, pues además de no haber hablado nunca antes conmigo, la verdadera razón del alta fue la queja de la viejita responsable (Ignoro si titulada) de Artes Plásticas, a la que no agradó en absoluto que brindase ayuda a otros usuarios para realizar labores que asomaran con cierta calidad. Es evidente, yo doy clases de dibujo y pintura, ella enseña a hacer la O con un canuto.

 Hoy, a semanas de mi destierro, a pesar de la insistencia reclamando mi informe médico, no he obtenido más que vacuas respuestas. Supongo que su pretensión se basa en marear la perdiz hasta que el caso caiga en el olvido.

 Comparto las reivindicaciones de los empleados de la sanidad pública, sus huelgas, declaraciones y manifestaciones. Del grosso colectivo de enfermería.

 El colmo sería que también participasen los aludidos, quienes al margen de la problemática social, ejercen sus funciones bajo dictámenes exclusivos y condiciones de puro lujo en comparación a las de sus compañeros del exterior.

 Unos pagan impuestos durante toda su vida para sufrir las carencias del sistema llegado el momento. Otros disfrutan de privilegios sin apenas dar palo al agua siguiendo los protocolos anclados en la corruptela sanitaria.

El mínimo elemento con capacidad de análisis es exhortado de raíz. Invito a contrastar lo antedicho a usuarios, familiares y profesionales formados. Asimismo desafío a cualquiera de los citados a desmentir una sola de las afirmaciones.

13 comentarios leave one →
  1. 12/12/2011 22:55

    Tu comentario esta repleto de sabiduría y de razón. Deberían hacer un test de personalidad a los psicólogos. A los que yo conozco les mueve la empatía y las ganas de ayudar.
    Y creo que mencioné alguna vez que yo tmb quise meterme en la matería y tal vez lo haga algún día porque el funcionamiento del nuestra cabeza nos ayuda no solo a entendernos a nosotros mismos sino a entender a los demás y ayudarles cuando se quedan estancados en un porque ó en algún trastorno obsesivo compulsivo (y en muchos más casos).

    Digo que lo que tu dices está bien dicho!

  2. 12/12/2011 10:05

    La Psicología no tiene nada de malo, son ciertos psico-locos los que la convierten en un circo. Creo que, igual que para un puesto laboral, tendrían que someter a los aspirantes a algún tipo de test para comprobar sus aptitudes. Cuando alguien es un imbécil integral (Que me perdone el gremio de imbéciles) da lo mismo el puesto que regente. De hecho hay jefes y jefes, operarios y operarios, políticos y políticos, y ninguno se escapa de su idiosincrasia personal.

    En el campo de la Psicología si la persona es; por ejemplo: soberbia, vanidosa o directamente gilipollas, cerece de capacidad de empatía, es imposible que entienda a los demás. Menos aún si ha llevado una vida regalada, jamás ha pasado penurias de ninguna clase o ni tan siquiera ha tenido de doblar el espinazo para independizarse. Veinte y pocos años y con ese curriculum, ¿Puede orientar a un afectado de desgracias varias, eventos fatales o similares? A unos padres que hayan perdido a un hijo, a un sintecho con diez años en la calle, etc.

    Y entrados en materia, qué podría decir de los médicos de la cabeza que tienen un trastero colmado de regalos de los laboratorios farmacéuticos. Qué decir sobre inventarse un trastorno para vender un psicofármaco: Crisis post vacacional, crisis de los 30, de los 40, de los 50, crisis navideña, crisis de crisis. Podría escribir un libro de mil páginas.
    Evidentemente, como en todos los campos, hay quien escapa de los santos protocolos, arriésgandose a que el propio colectivo le destierre. Hay buenos médicos y malos médicos, como hay buenas personas y malas personas.

    Es un mundo difícil el nuestro, individualismo y materalismo frente a positivismo. Estamos condenados ha perecer si no cambiamos esta naturaleza humana que crea holocaustos. guerras, depresiones, dictaduras, debemos trabajar el espíritu desde dentro, buscar el equlibrio, la serenidad o la templanza desde una perspectiva que nos haga vivir sin miedos, rencores o injusticias. Es indispensable reencontrar el amor por nuestros semejantes, la filantropia, la solidaridad en esencia. Y no necesitamos de guías ni religiones, pues somos nosotros quienes poseemos la llave a esa puerta.

    Digo.

  3. 11/12/2011 13:57

    M, algún día me tendrás que aclarar que les pasa a los médicos de la cabeza… Quiero que me expliques exactamente que tiene de malo la psicología y xq desprecias tanto al gremio.

    Curiosidad sin más ya que tengo amigos en ese círculo =)

    Aclaraciones a parte FELIZ NAVIDAD a ti tmb M de Madre!❤

  4. 10/12/2011 13:25

    Disculpen mis tardanzas en responder. No tengo más disculpa que la de un fallo psicosomático en mi correo.

    Gracias Micros por estar siempre ahí con las palabras justas e imparciales. La honestidad te precede. Es un hecho.

    Gracias M por tu siempre bienhallados comentarios. Y si; tienes razón, soy blando. Pero se debe a mi dependencia con el sistema sanitario. A razón de la puñetera entrada uno de estos matasanos de la cabeza ha emprendido una caza de brujas contra mi persona, extendiendo su brazo hasta el Centro de Salud de mi ciudad, manipulando a sus subordinados para putearme, para que cada vez que necesite algo tenga que trasladarme a 20 kilómetros, 40 ida y vuelta. Por añaridura realizando un informe clínico donde me pone de vuelta y media, a mi y a mi familia (Que ni conocen). Una saga de trastornados por el abuso del alcohol y bla, bla, bla. Entre los miembros de esta familia hay un jefe de contabilidad (Jubilado) de la Empresa Damm, Estrella Dorada, de ámbito Nacional, u otro Jefe de Informativos de la Televisión Pública, padres de famiia, etc. y para qué contar más. Aún me obligarán a que me acerque a Madrid a por un par de aspirinas y me las cobraran al precio de la penicilina.

    Vivirlo para creerlo, claro. Si bien resulta que yo lo sufro en mis carnes. Y cuidadito que no me denuncien por injurias o niegen la asistencia médica a mi progenie.

    Así que tengo que ir con pies de plomo. Si tuviera salud, otro gallo les cantaría. De ello pueden estar seguros.

    Una abraçada

    PD por si no dije anteriormente. Visca el Barça
    Loco por mmM….Atar

  5. 06/12/2011 22:17

    PS: Me encanta tu nuevo avatar. O sea la foto. Love + kisses

  6. 06/12/2011 22:16

    Ya volví. No sé qué decir de tu entrada, excepto que eres demasiado amable y condescendiente con esta gente. Creo que te quedas corto en todas tus denuncias y críticas. Cualquier pocilga donde aniden alimañas de clase “médicos-de-la-cabeza” es un antro de ineptitud, frustración y maldad que le hiela la sangre en las venas a las propias hienas de nuestra especie.

    Love 4 U

  7. 30/11/2011 22:29

    Hola Eduard, una entrada demoledora.
    Durante casi medio año fui paciente residente de un hospital. No tuve la desgracia de padecer ninguno de los males que comentas, solo los mios. Pero sin embargo por motivos familiares si padecí los males de la indolencia, los de la sociedad de la opulencia que no valora la salud más que cuando le cuesta dinero y puede alardear de ello.
    Coincido en la belleza del hospital aunque a mi me operaron en el Clinic.
    Salut en el sentit més ampli de la paraula.

  8. 30/11/2011 17:06

    Estoy aquí, aunque no me vean.

  9. 30/11/2011 7:58

    Eres un sol Charlotte. Cierto, la obra es una pasada. Domènech i Montaner concibió el Hospital de La Santa Creu i Sant Pau como la obra más faraónica del Modernismo catalán. Está protegida por la Unesco y blablaba, El noble sueño de la sanación a través de la contemplación de la belleza y mucho más. Si te pasas por aquí iremos a verla.

    Y no. No me cuido como debería, soy un perro malo y si quiero vivir un poco más, va de reto Satanas. Aire entre los matasanos y yo.

    Un bocado.
    YOu Papi lobo malo.

  10. 30/11/2011 7:53

    Bienvenida al club Hospital-Center. Bien cierto es lo que dices. Hay de todo en la viña del Señor. Pero lo malo abunda. Es es mal de nuestros tiempos. La neglicengia, lo maquiavélico, lo retorcido: triunfa; aspirar a ser una buena persona es arriesgarse a que te tomen por el tonto de turno. Cada vez que me digo, dales una oportunidad,¡Me la meten hasta el fondo! (Uy)
    Por desgracia, demasiada experiencia médica al otro lado del mostrador, está comprobado. El colectivo se corrompe al unísono que la política. No es por nada la similitud; caminan en paralelo. Reciben subenciones europeas que se pierden por el camino, anuncian avances científicos que nadie controla (Normalmente los mismos cada año) Y un aviso: Cuidadito cuando uno dice: Hagan ustedes lo que puedan. Es un craso error que pone a nuestros familiares o amigos en manos del Doctor Franckenstein, pues probaran con el enfermo métodos y estrategias infrahumanas, lo que a la postre se traducirá en sufrimientos gratuitos.

    Creanme. Sé de lo que hablo. Estuve allí.

    La Momia.

  11. 29/11/2011 22:13

    PS 2: la arquitectura es fantástica, que maravilla no parece un hospital.

    La salud bien? Se cuida usted como debe??

  12. 29/11/2011 22:09

    PS: la ilustración es siniestra siniestra pero encaja a la perfeccion con el post.

    kiss

  13. 29/11/2011 22:07

    Ya puedo decir que soy una experta en hospitales, al menos en los de la comunidad de Madrid. Conozco celadores, enfermeros, auxiliares, médicos y farmacéuticos y debo decirte que la jerarquia está muy bien diseñada.
    Estoy segura de que hay privilegiados que no dan un palo al agua, los hay y los he visto pero también he tenido la oportunidad de ver entrega y trabajo duro (al menos en el hospital de la Princesa) tanto por parte de los médicos como los enfermeros y los auxiliares.
    La cosa cambia en el hospital de Principe de Asturias…madre del amor hermoso como se nota el cambio…

    Tú cubiculo gris me da miedo…y bueno de todos es sabido que la justicia da palos de ciego.
    El mundo desde siempre ha estado mal repartido…

    Tu vuelta me alegra sobremanera😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: